AYÓ Pasta Bar prepara la auténtica carbonara que no lleva nata

Las pasta fresca con almejas es uno de los platos bestseller del restaurante coruñés | CEDIDA
|

Los hermanos Miscali han venido a la ciudad para zanjar la polémica gastronómica con mayor debate: la carbonara no lleva nata. Hacen campaña sobre esta práctica culinaria que sustituye la crema de yema por el lácteo no solo en el día a día de su restaurante AYÓ Pasta Bar en el número 3 de la rúa Alta coruñesa, sino que han llegado a conmemorar el Día Internacional contra la Nata en la Carbonara. Decidieron abrir el local después de muchos años trabajando, Antonio como cocinero y su hermano, Marco, como camarero y jefe de sala. Su experiencia y el conocimiento natal de la cocina italiana han sido la clave para que este bar italiano -que es como les gusta que les llamen- se haya convertido en un referente en la ciudad.


Su cocina es de influencia sarda porque en la isla de Cerdeña es donde nacieron los hermanos hosteleros. Precisamente esa gran experiencia que atesoran es la que les permite aprovechar la calidad del producto gallego, como mariscos, pescados o carnes, para preparar muchos de los platos de su carta. “Podríamos llamarla cocina gali-sarda”, afirma Antonio. Y es que el mejor ejemplo de ellos es el ragut con ternera gallega que preparan, los spaguetti con berberechos o la ensalada con pulpo gallego estilo sardo.


Los platos que nunca faltan en las comandas de AYÓ Pasta Bar son la carbonara -la de verdad-, los spaguetti con almejas y botarga y, en general, los platos de pasta rellena como los ravioli de ricota con espinacas o los culurgiones de pimiento, patata y queso Pecorino, otro plato muy típico de Cerdeña. Entre los que es de obligado cumplimiento probar están los canelones de ragut de ternera gallega.





Desde la pandemia activaron el servicio delivery y take away (para recoger en el local) y añadieron para estas propuestas la mini pizza que está tenido mucho éxito y sigue funcionando muy bien. “Nuestro local es un bar muy lejos del típico restaurante italiano, es un local con comida auténtica italiana y también tenemos una muy buena orientación en la selección musical, de hecho, de vez en cuando organizamos conciertos en directo”. El precio medio del ticket está entre los 22 y los 25 euros por un entrante, un plato de pasta o una pizza, una bebida y un postre.

AYÓ Pasta Bar prepara la auténtica carbonara que no lleva nata