La oposición denuncia de forma unánime la crisis de gobierno en María Pita que abre la marcha del concejal de Urbanismo

Las reacciones a la dimisión del concejal de Movilidad, Vivienda y Urbanismo,

Juan Díaz Villoslada, se han ido sucediendo durante toda la mañana. Todos los grupos coinciden en que abre una crisis en el Gobierno local: el PSOE, el BNG, e incluso la Marea, que últimamente se ha convertido en socio preferente del Gobierno, con el que ha pactado los presupuestos en solitario.


Uno de los últimos en pronunciarse ha sido Francisco Jorquera, portavoz del BNG, que lamentó la marcha de Villoslada, que calificó de "crise de goberno". Jorquera alabó la figura de Villoslada: "Merécenos todo o respecto persoal. Alén das diferenzas políticas, demostrou ser unha persoa cualificada e de grande valía".


La marcha de Villoslada, que dimitió justo después de que Inés Rey ganase las elecciones a la Secretaría General de la Agrupación Socialista Coruñesa (con una gran abstención), es una prueba más de la crisis interna socialista, y Jorquera, señala "os continuos problemas internos" del PSOE coruñés, que el grupo de Inés Rey trata de solucionar creando "un partido más fuerte", como lo denominó la alcaldesa.


Pero con la marcha de Villoslada, el Gobierno local pierde uno de sus principales activos,algo en lo que el PP coincide con el BNG. La portavoz popular, Rosa Gallego, señaló que la marcha "confirma la descomposición del Gobierno local y la extrema debilidad de Inés Rey". Gallego afirma que quien está llevando a cabo estas maniobras, en realidad, es José Manuel Lage, el teniente de alcalde y concejal de Hacienda. "Inés Rey ha entregado la ciudad a la Marea y el bastón de mando a Lage Tuñas", reprocha Gallego, que la califica de "la alcaldesa más débil de la historia de la ciudad".

No hay que olvidar que la perdedora en las elecciones socialistas del domingo; Eva Martínez Acón, es una concejala que fue relevada de sus funciones hace un año. Se alegó entonces falta de dedicacion a su trabajo, pero ella siempre aseguró que el problema era que había reclamado unas cuotas impagadas a los concejales. Ahora, desde la Marea Atlántica, señala que "como nas discrepancias con Eva Martínez Acón, a cidade paga os problemas internos do PSOE local. Unha frivolidade que xa ocorreu demasiadas veces".


Como señala la portavoz de la Marea, María García, el área que gestionaba Villoslada es una de las más sensibles. "É o último que precisa A Coruña", sentenció. García ya se ha puesto en contacto con la alcaldesa para trasladar el malestar de la Marea por la situación, y exigirle que se mantengan los acuerdos en las áreas que controlaba Villosalda del que, como todos, se deshace en halagos: "Demostrou sempre competencia, honestidade, vontade de diálogo e capacidade de traballo. Só podemos desexarlle a mellor das sortes".


La oposición denuncia de forma unánime la crisis de gobierno en María Pita que abre la marcha del concejal de Urbanismo

Te puede interesar