Dos meses sin Samuel, un crimen que dejó huella en la ciudad y por el que se clama justicia

Flores y un mensaje de recuerdo en el lugar donde falleció Samuel | quintana
|

Se cumplen dos meses desde la fatídica madrugada del 3 de julio, cuando Samuel Luiz perdió la vida tras una brutal paliza en la avenida de Buenos Aires, una de las calles más transitadas en la noche coruñesa.

Hace dos meses la ciudad amanecía con el corazón en el puño tras conocer la noticia, pero a medida que pasaban las horas la indignación aumentaba. Lina, la amiga que acompañaba a Samuel esa noche, afirmaba que sus agresores lo habían matado a grito de “maricón”, lo que provocó una oleada de apoyo en las redes sociales, bajo el paragüas #JusticiaparaSamuel, que todavía permanece abierto a día de hoy.

Pasaron tres días desde la agresión hasta que se produjeron las primeras detenciones, pero en el intermedio la sociedad de A Coruña no se quedó parada y salió a las calles para expresar su repulsa ante los hechos acontecidos en el Paseo Marítimo.

Asociaciones lgbtiq+ tomaron las riendas y convocaron movilizaciones el 5 de julio, con una respuesta abrumadora: más de 6.000 personas llenaron María Pita para clamar justicia. Coruñeses de todas las edades, visiblemente emocionados, se personaron en la plaza para apoyar a los amigos del joven de 24 años.

Al día siguiente llegaron las primeras detenciones. Dos hombres y una mujer, de entre 20 y 25 años, eran arrestados por la Policía Nacional y pasarían a disposición judicial el viernes, 9 de julio. En el transcurso de este procedimiento, una cuarta persona era detenida, ya no solo por la agresión, sino también por apropiación indebida, y es que este joven sería el que se había llevado el móvil de Samuel. También se arrestó a dos menores de edad por haber participado, supuestamente, en la paliza.

Las concentraciones traspasaron fronteras. Numerosas ciudades españolas salieron a la calle y rincones de todo el mundo, así como celebridades, se hicieron eco del fatal suceso.



La investigación


Durante el procedimiento en el Juzgado de Instrucción número 8 de A Coruña, la jueza decretó prisión para los tres sospechosos mayores de edad y libertad con cargos para la mujer, con la obligación de declarar en los juzgados. Los dos menores se encuentran internados en un centro.

La investigación continúa y no se descartan más detenciones, ya que cerca de una treintena de testificales asegura que unas diez personas participaron en la brutal paliza. El secreto de sumario se levantó justo hace un mes y se dio a conocer que las pruebas de ADN señalan a los dos principales sospechosos de la muerte de Samuel. Todos ellos serán acusados de asesinato por la Fiscalía, tal y como adelantó la misma. 

Dos meses sin Samuel, un crimen que dejó huella en la ciudad y por el que se clama justicia