​Los cinco mejores chiringuitos de Galicia para relajarse en los días de playa

Una imagen de la terraza de O Alpendre de Doniños. Foto cedida
|

El mes de agosto se presenta con buen tiempo en Galicia, por lo que el mejor plan posible es disfrutar de la playa y de la oferta gastronómica que ofrecen los famosos chiringuitos. Sobre la arena o encima del mar, este tipo de establecimientos se ha ido reinventando para ir más allá del típico sitio donde comprar comida y bebida en un día de playa. Muchos de ellos ofrecen una cuidada y moderna selección gastronómica, junto con una buena carta de cócteles y bebidas e incluso música en directo al atardecer. Otros se conforman con seguir siendo chiringuitos de playa tradicionales pero de calidad. Una apuesta de lo más relajante para cerrar el mes de agosto con buenas vibraciones.


1. O Alpendre de Doniños. Playa de Doniños, Ferrol


En el año 77, Pichu González puso en marcha este chiringuito de playa, situado en una leira sobre la espectacular playa de Doniños. Abre verano e invierno gracias al público surfista, llegado de todos los lugares del mundo. Su ubicación privilegiada y una cocina sencilla pero cuidada le han dado un Solete en la Guía Repsol, haciendo del lugar una parada obligada. Mención especial para la tortilla de patatas, que comparte carta con las croquetas, bocadillos, hamburguesas y ensaladas. Y muy recomendable pasarse a última hora de la tarde para disfrutar de una de las mejores puestas de Sol de Galicia.


La espectacular puesta de sol desde O Alpendre de Doniños. Foto cedida


La espectacular puesta de sol desde O Alpendre de Doniños. Foto cedida. 


2. O' Chiringuito. Playa de la Magdalena, Cabanas


En el pinar de la Playa de la Magdalena, en Cabanas, a 15 kilómetros de Ferrol, se encuentra el mítico O' Chiringuito. Sin más pretensiones que esa, la de ser un buen chiringuito de playa. Tortilla de patata, callos y sardinas asadas triunfan en este negocio familiar que acoge a generaciones de clientes desde los años 60.


3. El Chiringuito de Espiñeiro. Playa de Espiñeiro, Mera, Oleiros


“Abierto desde Semana Santa (si acompaña el tiempo) hasta finales de septiembre”. Así se anuncia El Chiringuito de Espiñeiro, situado sobre la pequeña playa oleirense con el mismo nombre. Pulpo, pimientos, tortilla, ensaladilla, rabas de calamar, croquetas caseras y ensaladas son algunas de las especialidades de la casa. Para ir, conviene reservar antes, ya que en verano se llena casi todos los días.


4. Espiña Rúa A Serra, s/n. Corme, A Coruña


En la playa de Osmo, en Corme, abrió sus puertas hace cuatro veranos el restaurante Espiña, una apuesta segura en plena Costa da Morte. El concepto gastronómico está basado en la brasa, con predominio de los pescados y diferentes cortes de carne. En el exterior, una enorme parrilla bilbaína de 3 metros funciona como epicentro del restaurante. Las sardinas a la brasa comparten protagonismo con platos del mar con un toque renovado, como las zamburiñas ahumadas con chimichurri de algas o los arroces especiales. Todo ello regado por una buena bodega y una amplia carta de cócteles. Una apuesta sofisticada, con música de dj en directo los fines de semana, y en una espectacular terraza sobre el mar.




5. Carpe Diem. Playa de Camaxe, s/n. A Illa de Arousa

En el corazón de la Ría de Arousa, en la preciosa playa de Camaxe, se sitúa el Carpe Diem. Un espacio agradable, con una bonita decoración, da la bienvenida a los clientes. Aquí se puede disfrutar de una carta cuidada, con protagonismo para los productos del mar y con preparaciones innovadoras. Algunas sugerencias: el sashimi de lubina, el tartar de atún rojo o el carpaccio de pulpo.




​Los cinco mejores chiringuitos de Galicia para relajarse en los días de playa