J.M. Fernández Caamaño

Pura ambición

Quizás el presidente, sea el que tenga que marcharse, debido a que la situación política, se está colapsando y las fuerzas radicales del país, están echando toda la carne en el asador para que esto se convierta en un caos a corto plazo, vamos otra Venezuela en ciernes.El presidente, ha cambiado hace poco al gobierno que preside, aunque no se noten los aires de dicho cambio, parece como si fuesen cromos en una feria en que uno los cambia por otros que no tiene y luego los envía a otros destinos, no está clara su forma de gobierno, al relegar al parlamento y gobernar por medio de decretos leyes a su medida, la democracia española está a medio camino entre las europeas.

Terrazas y salud

Ultimamente las terrazas coruñesas están adquiriendo una notable notoriedad en cuando a su expansión y nacimiento en la ciudad como si fuesen setas en medio del asfalto, sin tener en cuenta que esta proliferación es perjudicial para la salud, por los efectos negativos de estar situadas en medio de la circulación rodante o cercanas a ella, lo que conlleva un aumento de las enfermedades respiratorias, tanto bronquiales como pulmonares, entre otras que pueden aparecer, las menos dañinas y no por ello más molestas, como pueden ser las alergias.Las terrazas de la Marina, han incrementado su especio con la benevolencia municipal, en una proporción desmedida en cuanto a terreno proporcional del dedicado a aprovechamiento económico y lúcido de las personas que transitan por el lugar, habida cuenta, de que la calzada tiene dos carriles de circulación intensa de vehículos de servicio público, de los denominados contaminantes o que producen gases nocivos para la salud, debido a las varias decenas que pasan por la zona a lo largo del día y las personas más expuestas a posibles enfermedades respiratorias, son las que se sientas en las mesas más cercanas a la calzada, no quedando espacio apenas para el peatón que circula en medio de aquella vorágine de terrazas sin ningún resguardo seguro, ni para los allí asentados, ni para los paseantes.Luego están, las que van naciendo en medio de las calles, abarrotadas de tráfico, incluidos atascos, semáforos y paradas intermitentes, lo que hace de estas terrazas un doble peligro para los usuarios, de un posible accidente y de una mayor peligrosidad para su salud, al estar inertes y respirando un continuado, aire contaminante que daña seriamente su salud y en medio de una brutal circulación, hay varias calles céntricas de la ciudad en que se nota la colocación de estas endebles terrazas, que constituyen un peligro para su seguridad, tanto, física, como sanitaria.

¡ENCE!

Es de suponer que habrá alguna solución menos traumática y no condenar al cierre de la empresa, sin más, porqué, así lo estima una sentencia impuesta, sin valorar los riesgos y peligros de su desaparición conlleva en el tejido social de la ciudad, incluidos sus trabajadores y empresas que trabajan para ENCE.Si no hay marcha atrás, el precio será muy alto para la ciudad pontevedresa y Portugal por su parte, se brindará a la empresa para acogerla en su país con sumo gusto, cuando se trata en su ramo de una marca global, de las que apenas existen en España y con fuerte presencia en los mercados exteriores.

Los embalses gallegos

Tiene que haber una contrapartida que corrija este desfase, siendo las regiones no productoras, las que se lucran de lo que Galicia exporta.Los embalses gallegos más afectados son As Portas, Cenza, Salas y Belesar, a estas alturas, están prácticamente secos, cuando esto nunca antes había sucedido, hay que aclarar los motivos de la especulación y poner, por parte de la administración, los controles precisos, para que estas cosas no vuelvan a repetirse, Belesar, en Lugo, Salas, en A Limia, Portas y Cenza, los tres últimos en Orense, con una capacidad actual de entre el 27 y el 15%, lo que se traduce en un incomprensible vaciado de las presas en el aprovechamiento hidroeléctrico ¿Acaso hay especulación, debido al alto precio que adquirió la energía eléctrica en los últimos meses, sin aparente sentido?Se precisa de medios y medidas para investigar y averiguar las causas de semejante expolio, conocer sus motivos, ayudará a que esta situación no se vuelva a repetir, cuando a estas alturas los embalses debían estar, entre el 62 y 67%.

Gobierno continuista

Sánchez remodeló su gobierno, cambiando algunas caras de los que estaban al frente de diversas carteras, por otras nuevas, debido al desgaste de algunos de sus ministros, otros pasaron desapercibidos en sus respectivos cometidos, siendo el más llamativo Ábalos, quizás por la gestión comprometida en algunas de sus actuaciones que aún colean en la política española, en especial el caso de Delci Rodríguez, más conocido por el “Delcigate” y lo que engloba su esporádica visita a España y su extraño equipaje, del que nunca se supo nada.El caso que, esta remodelación, apenas tiene incidencia en el ejecutivo apuntando su continuidad, sin ningún otro valor para lo que resta de mandato, solo una pequeño lavado a fin de dar algo de solvencia y transparencia a la llegada de las ayudas de la Unión Europea a España, con otro gabinete que no esté involucrado en asuntos poco o nada claros para los dirigentes europeos.

Tráfico en la ciudad

Lo que causa un grave problema de rodaje en la ciudad, al buscar muchos conductores donde aparcar el vehículo y hace que den vueltas, hasta lograrlo, lo que va en perjuicio del tráfico rodado y este vaya más lento y con atascos intermitentes.A esto, hay que añadir, la nueva obra del centro de la ciudad que se avecina, al momento se sabrá como ha de quedar, los coruñeses ya están acostumbrados a que se hagan obras y queden a medio hacer, no como figura en el proyecto, se adorna y al final queda como muestra lo que iba a ser la Marina y lo que resultó ser, un fiasco en toda regla.En definitiva, el tráfico rodado en la Coruña, es un grave problema sin solución y que se complica cada vez más por las decisiones municipales en adaptar la ciudad a un sistema peatonal, castigando a la circulación, cuando en estos momentos se están vendiendo más vehículos que nunca y las reservas se acumulan sobre las mesas de los vendedores.

Caos en la N-VI

Pero siempre, tan atinado en sus retrancas y muy solícito en todos los temas de su municipio, llama la atención la tortuga que se haya colocada a la altura del Puente Pasaje, una alegoría razonable, aunque la tortuga no tiene culpa de la desidia en afrontar las obras con premura, en beneficio de los ciudadanos.Las instituciones, están para dar solución a los problemas de sus vecinos, no para causarles más caos, del que ya tienen, porque este país, se parece a un caos prolongado en el tiempo y quién lo padece es el ciudadano, estar ausentes de las necesidades del vecindario y no ser partícipe de sus necesidades, dejando lo esencial y preocuparse de veleidades, desanima al vecino, al ciudadano y no confía en sus mandatarios, una razón de más para evitar que esta obra se prolongue en el tiempo sin causa justificada, por mucha razón institucional que sea, siempre tendrá que estar por encima de todo, la razón ciudadana y ahora mismo, los usuarios de esa vía la N-VI, no muestran estar contentos, sino enfadados por el retraso que se lleva.Al ciudadano, se le exigen impuestos y los paga, las instituciones, lo gastan y no dan explicaciones, por tanto, para solucionar este caos circulatorio, se precisa ponerse al tajo ya, para solucionar un gran problema de circulación, el cual afecta a miles conductores diariamente en la jornada de cada día de las 24 horas en ambos sentidos.

Carburantes

Los precios en este segundo semestre del año se han disparado en lo que se refiere a carburantes y energía en general, situándose en los máximos históricos de al menos siete años, el precio medio del Brent en el mes de junio se sitúa en los 71,62 dólares, mientras en mayo estaba por los 68,53.

Parques y jardines

Por otro lado al cambiar la circulación en doble sentido en un mismo carril, despista mucho al viandante, que está acostumbrado a pasar igual que lo hacía antes, mirando izquierda a derecha, por sí venía tráfico, ahora el vial es el mismo, desde Correos hasta la altura del antiguo Banco de La Coruña y esto descoloca al peatón, ya hubo varios sustos y ninguna intervención de momento, pero todo es posible.Aprovechando esta circunstancia de obras, se ornamentó la Rosaleda y se está en vías de hacer lo mismo con el Paseo de Méndez Núñez, sus jardines, en este punto, hay que reseñar queda un kiosco abandonado, desde hace más de 20 años, sin que, ninguna corporación anterior desde Paco Vázquez, a la actual de Inés Rey, retirara dicho kiosco, que presente una mala imagen para la ciudad, donde se acumula suciedad y abandono, al no tener uso la caseta allí instalada en su momento para expender refrescos y otras viandas, al público que frecuentaba y frecuenta dicho lugar del estanque de Concepción Arenal, en donde se haya situado este kiosco, sería de interés su retirada del lugar que ocupa y daría otra vistosidad a la zona que alberga el monumento referido.En cuanto a la Rosaleda, debo manifestar que ha quedado magnífica, mi temor, es cuánto durará su esplendor actual, teniendo en cuenta la falta de civismo ciudadano, al permitir la suelta de los perros que arrasan con aquellas plantas y flores, carece de un cartel que prohíba andar sueltos dichos animales y sus dueños hacen caso omiso incluso de las advertencias, el jardín y Rosaleda, debe ser para disfrute de todos los ciudadanos en general, no para unos pocos que se consideren con mayores atributos en perjuicio del resto de la ciudadanía.

Asfalto

Las calles coruñesas comienzan a tomar forma en cuanto a su reluciente asfalto, como es el tramo de del Parrote y los Cantones, pero todavía antes de comenzar la gran obra diseñada por la alcaldesa, la que, al parecer pone interés en adecentar la ciudad, le sugiero que asfalte y remodele todo el Paseo Marítimo, el cual tiene numerosos baches de diverso calibre, desconchados en el firme, raíles que ya, no tienen uso y son un peligro para el tráfico rodado en general, sobre todo en tiempo lluvioso y el olvidado Campo de la Estrada, su carretera, a ninguna parte, pero esencial para los allí residentes de dicho campo y de la ciudad Alta, que son los grandes olvidados.

Indultos

Esta además tiene que, venir abalada por el propio tribunal que ha visto la causa y condenado, como es el caso de los políticos catalanes, quienes en el ejercicio de su cometido, no han respetado la Constitución y se han saltado, como una valla de obstáculos, sin el menor remordimiento, con la salvedad de que, para ellos, está todo bien hecho y la escisión de Cataluña es su objetivo y lo volverán a repetir.El Tribunal Supremo, en su informe negativo, no recomienda tal indulto, al no haber señales de arrepentimiento, en unos individuos que han pasado por encima de las leyes y de la legislación vigente, no reconociendo que se han equivocado y sí en cambio ratifican que lo han hecho conforme a su ideario de separar Cataluña de España, al ser diferente.

Impuestos

Esto es así, la empresa no asume el impuesto lo endosa al ciudadano consumidor, una cosa es subir impuestos, debido a una escasa recaudación que compense de alguna manera los gastos y otra mantener esos gastos e incrementarlos, sin saber de donde va a salir el dinero preciso para hacer frente, la riqueza no sé reparte se invierte y cuando hay excesivo gasto público, la subida de impuestos es contraproducente debido a que, contrae la demanda de servicios y bienes de consumo.Lo normal en cualquier gabinete que se tilde de progresista, no está en incrementar el gasto público o mantenerlo sine día, es atacar las fuentes de ese gasto y equilibrar de algún modo las cuentas de Estado, reduciendo el gasto superfluo allí donde se da y evitar la doble imposición y gasto, con haciendas públicas del gobierno y de las regiones, suprimir departamentos ministeriales o autonómicos carentes de sentido y faltos de actividad, llevar a cabo una reestructuración administrativa del Estado en su conjunto para reducir el inmenso gasto público que genera, así como las múltiples gabelas de la que disfrutan los políticos en el ejercicio de sus funciones y cometidosSin tomar medidas sobre el pasivo existente, lo que se hace es subir la deuda pública a cifras escandalosas, como a las que, se han llegado de 1,4 billones de euros, el 125% de nuestro PIB. A este paso y en el momento que se incremente los intereses, la deuda española, puede estallar en las manos del gobierno de turno.De modo que incrementar los impuestos no es la solución, esta va por otro camino más tortuoso, reducir drásticamente el gasto público, más beneficioso para la economía, las inversiones y el desarrollo económico, al no resentirse esta y favorecer el consumo de más bienes y servicios, lo que redunda en una mayor creación de empleo, esto nos beneficia a todos y aumenta la recaudación fiscal.