​Ibrahima Diack

Ibrahima y Magatte, tras auxiliar a Samuel: "Nuestra vida ha cambiado mucho"

Ibrahima Diack tiene 39 años y un hijo, que vive en Senegal, y Magatte Ndiyae, a sus 38, es padre por partida triple. Después de tres años sobreviviendo con la venta en la calle, y convertidos en héroes por ayudar al joven Samuel durante una paliza mortal en A Coruña, ahora tienen un trabajo que les permite mandar dinero a su familia y vivir felices.

Ibrahima y Magatte, los senegaleses que intentaron ayudar a Samuel Luiz, ya son hijos adoptivos de A Coruña

Ambos recibieron el 27 de julio el permiso de residencia y trabajo concedido por el Gobierno por su acto.

Ibrahima y Magatte, los dos senegaleses que ayudaron a Samuel Luiz, reciben mañana su permiso de residencia

Se les ha concedido un permiso de residencia y trabajo de un año renovable, que el Ejecutivo puede autorizar por razones excepcionales.