Antonio Casado

“Mesa” y rayas rojas

Dijo entonces que si en 2022 no se avanzaba hacia la autodeterminación y la amnistía, los independentistas buscarían alternativas.

En nombre de la ley

Lo cual me remite al componente didáctico del periodismo, que es fundamental en los procesos modeladores de una opinión pública libre y bien informada, como corresponde a los sistemas democráticos de esta parte del mundo.A ese vector del análisis han de supeditarse todas las consideraciones que puedan formularse sobre la resolución del Tribunal Supremo que confirma las penas de cárcel impuestas por la Audiencia de Sevilla al expresidente andaluz, José Antonio Griñán (2009-2013) y otros nueve altos cargos de la Junta, por los distintos grados de culpabilidad en el fraude de los ERE (ayudas a trabajadores y empresas en apuros convertidas parcialmente en un foco de clientelismo).Es necesario fijar esa premisa (respeto al imperio de la ley y fe en el dogma civil de la separación de poderes) antes de ejercer mi derecho a defender la honorabilidad de Chaves y de Griñán, que es una categoría ética personal e intransferible, aun reconociendo la relevancia jurídica del tipo utilizado en la sentencia (una modalidad de la malversación de fondos públicos) y ratificado por el TS. Se aplica al gobernante, no por perpetrar una mala práctica sino por haberla consentido.Aunque a efectos judiciales eso tiene su plasmación en la sentencia (se da por hecho que el máximo responsable de la Junta conocía la ilegalidad del procedimiento utilizado en el reparto de las ayudas sociolaborales), a efectos morales me permito distinguir entre el gobernante corrupto y el gobernante indolente.El pecado judicial de Griñán (Madrid, 1966) pudo ser la desidia.

92: El año de España

Aunque el dicho de que cualquier tiempo pasado fue mejor nos puede jugar una mala pasada, creo que no es el caso en lo referido a los dos grandes acontecimientos de aquel año.El de los JJOO nos conduce a las absurdas reticencias tribales que surgirían hoy en día (véase el fiasco de los frustrados Juegos de Invierno de Cataluña-Aragón) si volviera a plantearse un acontecimiento parecido al que cambió la cara de Barcelona y puso en el mapamundi a la capital catalana.Y en cuanto al V Centenario, no me imagino a un Gobierno español contemporáneo capaz de volver a reunir a aquellos diecinueve presidentes que participaron en la II Cumbre Iberoamericana potenciando la imagen de España en el mundo, acelerando el acercamiento de países hermanos de lengua y de historia, y avanzando en la construcción de una Comunidad Iberoamericana de Naciones, con decisivos programas de recuperación del patrimonio histórico y artístico a uno y otro lado del Atlántico y la promoción del español como lengua.

¿Remontará Sánchez?

Y un tercero, la mencionada división del Ejecutivo en tres facciones (PSOE, Podemos y la incipiente “suma” de Yolanda). Si a todo esto le unimos las malísimas señales económicas que aparecen en un horizonte cargado de nubarrones (inflación descontrolada, deuda pública insoportable y crecimiento a la baja), es que no podemos quedarnos en la travesía ocasional de una zona de “turbulencias” por las que estaría pasando el país, según propia confesión de Sánchez. En estas circunstancias, no basta una proclama voluntarista como la que promete el presidente del Gobierno cuando anuncia que se dejará la piel en defensa de la clase media trabajadora y los colectivos más vulnerables. Frases enlatadas para un futuro que en el debate del estado de la nación él mismo reconoció como “muy incierto”.

Ermua: memoria malograda

No se mordió la lengua hablando del “despreciable ultimátum de ETA” o “aquellos asesinos que no tuvieron compasión ni dignidad, sino solo frialdad y vileza”, en las horas del “escalofrío” y el “nudo en la garganta”.En cuanto a la hermana de Blanco, cuya intervención fue inicialmente cuestionada por la organización municipal del acto, envió un recado a Sánchez, aunque sin nombrarlo, cuando afirmó que “la prioridad del Gobierno debería ser siempre la verdad y la justicia”.Fue una forma indirecta de sugerir que el Gobierno “progresista y plurinacional” está utilizando las mentiras y las trampas verbales para blanquear la memoria de la banda terrorista ETA, lo cual fue rotundamente desmentido por el alcalde de Ermua cuando ocurrieron los hechos, el socialista Carlos Totorica, que acusó al PP de haber enturbiado con una inoportuna politización del acto el espíritu inicialmente unitario del homenaje a Miguel Ángel Blanco.Puede que tenga razón.

Sánchez, al ataque

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha decidido declarar la guerra a las encuestas y a quienes de uno u otro modo venimos sosteniendo que la política nacional va a seguir marcada por lo que el sociólogo Pedro Arriola (que en paz descanse), solía llamar “pulsión de cambio”.Esa es la razón de la contraofensiva mediática -también política- que después de la cumbre de la OTAN y en vísperas del debate sobre el estado de la Nación, han puesto en marcha los teólogos del Palacio de la Moncloa.

A la deriva

Pero la esquizofrenia del Ejecutivo, con una parte en la organización del evento y otra en la protesta contra el evento, se suma a una serie encadenada de errores políticos que contradicen el mantra de su capacidad para sobreponerse a cualquier situación.No solo es la OTAN y la mala imagen internacional de un Gobierno partido en dos.

Sánchez, a la deriva

Pero la esquizofrenia del Ejecutivo, con una parte en la organización del evento y otra en la protesta contra el evento, se suma a una serie encadenada de errores políticos que contradicen el mantra de su capacidad para sobreponerse a cualquier situación.No solo es la OTAN y la mala imagen internacional de un Gobierno partido en dos.

La arrogancia de Oltra

Aplíquese también a la causa del feminismo oficial (aquí no ha sonado el “yo sí te creo, hermana”) y al indeterminado proyecto político de Yolanda Díaz a la izquierda del PSOE, que debutó decorado por las imágenes de Oltra y de Ada Colau, dos gobernantes hoy por hoy desacreditadas.En un plano estrictamente político, donde la pena de telediario importa más que la presunción de inocencia, también patina la ya ex vicepresidenta de la Generalitat valenciana cuando relaciona su marcha como un triunfo de “los malos”.

Sanchismo, que algo queda

Algunas, por no decir todas, como le cuadra a su personalismo en la toma de decisiones, se las ha trabajado él solito y, por tanto, solo a él le son imputables las consecuencias.Tengo escrito que ese estilo nos recuerda al turista patoso que se despeña al hacerse un “selfie” sin haber calculado antes la resistencia del suelo que pisaba al borde del precipicio.

Andalucía, minuto y resultado

La agenda electoral de este fin de semana y el debate pendiente en Canal Sur servirán para confirmar o revisar las hipótesis circulantes sobre el desenlace de las elecciones andaluzas.La mayoritaria anticipa un sobrado triunfo del PP, aunque por debajo de los 55 escaños que habilitaría su aspiración a gobernar en solitario, lo cual alimenta el quinielismo sobre un eventual desembarco de la ultraderecha en la Junta.En clave nacional, ese desenlace, con Vox o sin Vox en el gobierno de la Comunidad más poblada de España, alimentará a su vez la interpretación de estos comicios como un empujón para sacar a Sánchez del poder.

Inflación y empobrecimiento

Y entonces fue calificado de “ignorante” por la vicepresidenta, Yolanda Díaz, y el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá.Las desapacibles reacciones de ambos contra Feijóo denotan el estado de ansiedad de un Gobierno que, frente a claros síntomas de desgaste y una imagen declinante ante la opinión pública, sostiene que el país sigue avanzando también en el terreno económico, a pesar de los nubarrones que aparecen en el horizonte.Más calado tuvo el encontronazo de Nadia Calviño con el gobernador del Banco de España, Hernández de Cos, después de que éste advirtiera sobre el optimismo consumista de las familias españolas.Y entonces la vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos reconoció, ahora sí, que bastante tienen las familias españolas con llegar a fin de mes, si es que llegan.

Frankenstein en deconstrucción

Todos convencidos de que España no es una democracia plena porque persigue las ideas y espía incluso a los amigos del poder.Peor todavía es el desbarajuste dentro del propio Gobierno, en relación con el volantazo de Sánchez en el conflicto saharaui, el extravagante pacifismo de Podemos por la guerra de Ucrania, la figura del rey emérito, la ley audiovisual, el tratamiento legal de la prostitución, etc.

Fútbol y política

Baste decir que el equipo supuestamente antiespañol (un FC Barcelona dizque entregado a la causa del secesionismo catalán) es el que más jugadores aporta a la selección nacional, mientras que la causa del futbol español (a nivel de equipos, no de selecciones) está hoy por hoy en lo más alto gracias a un Real Madrid que en la final de Paris solo alineó de entrada a un jugador español.Aunque estoy convencido de la transversalidad política de los clubes de fútbol, las masivas celebraciones por la victoria del Real Madrid en la final de la Champions me han llevado a creer que semejante movilización por un común sentimiento de pertenencia (el madridismo, en este caso), puede convertirse eventualmente en un formidable resorte en manos de fuerzas políticas dispuestas a capitalizarlo en las urnas.Viendo el entusiasmo desbordado en las calles de Madrid y un espectacular fin de fiesta en el estadio Santiago Bernabéu, uno se preguntaba si habría alguna motivación distinta por las que los eufóricos seguidores del campeón hubieran estado dispuestos a canjear el impagable tsunami de felicidad desbordada con el que cantaron el gol de Vinicius y la masiva acogida a sus héroes en la zona acotada entre la plaza de Cibeles y el estadio Santiago Bernabéu.Lo que quiero decir es que el medio millón de madridistas que se han echado a la calle este fin de semana comparten el amor a unos colores y un escudo como un sentimiento de pertenencia que, eventualmente, puede sobreponerse a otros, de carácter religioso, político, social, económico, corporativo, etc.

Zarzuela no es Sanxenxo

Y se ha dejado querer por quienes, confundiendo churras con merinas, sostienen que los servicios prestados por don Juan Carlos a España, que nadie en su sano juicio discute, le eximen de su deber de ejemplaridad como el primero de los servidores públicos del Estado.Por eso no entiendo que PP y Vox, así como el Ayuntamiento de esa localidad, la Xunta de Galicia y ciertas asociaciones hayan llevado su arropamiento al anterior jefe del Estado hasta el punto de olvidar unos compartimentos reprobables que están perfectamente descritos en los relatos fácticos de las tres causas judiciales archivadas por formalidades que le alejan del banquillo, y del juicio moral que merecen.Lo de este lunes en Zarzuela (encuentro familiar, sin imágenes, fuera de la agenda oficial) no será como lo del fin de semana.

El emérito nos visita

Un sistema más en peligro por las amistades peligrosas de Sánchez que por tener a un rey en el vértice de la pirámide del Estado.La posición socialista celebra el buen trabajo de quien es rey, sin ensañarse afeando la conducta del que lo fue.

Solidaridad mal entendida

Demasiado para los de mi generación, la del vinilo y el “la, la, la” de Massiel.El acontecimiento se desvirtuó en parte por un factor emocional que se coló en el televoto de los espectadores, emitido desde el sofá de sus casas.

Gobiernos con grietas

Pero nada es normal cuando, en nombre de la supervivencia en el poder, el Gobierno de la nación queda a merced de los grupos de reconocida aversión al Reino de España.Lo último es el enésimo rastreo de la orografía parlamentaria que hacen los analistas para entender cómo se las arreglaría Sánchez si pierde el favor de los trece escaños de ERC en el Congreso.

Robles, en nombre del estado

Los que dan por hecho la participación de las “cloacas del Estado” en el espionaje “masivo e indiscriminado” -insisten- a dirigentes políticos y sociales del independentismo, con recurrentes referencias a la “baja calidad de la democracia española”.Respecto a la nube tóxica que envuelve el llamado expediente Pegasus, la ministra denunció la “frivolidad” de quienes formulan imputaciones sin fundamentó contra el CNI y su directora, Paz Esteban, que está aguantando estoicamente unos ataques de los que no puede defenderse por su deber de guardar secreto por la propia naturaleza de las funciones que tiene encomendadasPor lo demás, la ministra se ratificó en su compromiso con el Estado de derecho, donde solo los tribunales jueces deciden si se ha cometido o no una ilegalidad.

Ucrania: la ley del más fuerte

Esa frase de Zelenski, pronunciada por el presidente de Ucrania antes las Cortes Generales del Reino de España a finales de marzo, traslada el mensaje de que la fe en la democracia y sus valores es más fuerte que la lógica de un tirano.

1 2 3 4 5