Más de 500 personas claman contra la okupación y el tráfico de drogas en Os Mallos

La manifestación marchó por la avenida de Arteixo para detenerse en el 137 de la avenida de Os Mallos | pedro puig
|

La cacerolada de ayer por la tarde en Os Mallos fue toda una demostración de la capacidad de arrastre de la nueva plataforma vecinal, así como del malestar que h generado en este barrio el fenómeno de la okupación durante los últimos años. Cerca de 540 personas, según fuentes de la Policía Local, marcharon desde el ambulatorio en el parque de Vioño, hasta el número 137 de la avenida de Os Mallos.

Entre el gentío, que hacía sonar cacerolas mientras marchaba, se encontraban dos de los concejales del PP, Rosa Gallego y Roberto Rodríguez, que apoyaban así la protesta. Se podían leer carteles que rezaban “Hoy es mi problema: Mañana Puede ser el tuyo. Stop Okupa” o “Quiero jugar tranquilo”, esta en manos de un niño. Tras marchar por la avenida de Arteixo, torcieron hacia abajo por la ronda de Os Mallos hasta situarse frente al número 137, a cuyos residentes acusan de pequeños robos, peleas y otras molestias que afectan a los negocios de la acera desde hace más de dos años.

Desde la plataforma vecinal, y frente al edificio en cuestión, denunciaron por un altavoz “las mafias okupas” que traen delincuentes que se establecen así en el barrio y aseguran que seguirán movilizándose para conseguir que lo abandonen. “Non lles temos medo”, aseguraron. El acto acabó entre aplausos, y sin incidentes dignos de reseñar.

Más de 500 personas claman contra la okupación y el tráfico de drogas en Os Mallos