Vecinos de Os Mallos llenan el barrio de carteles contra los okupas

Os Mallos luce varios carteles contra la ocupación | quintana
|

La Xunta de Seguridad Local que se celebró ayer y que presidieron la alcaldesa, Inés Rey, y la subdelegada del Gobierno, María Rivas. Aunque, oficialmente, se trató de una reunión rutinaria, se puso sobre la mesa el problema de la inseguridad que sienten los vecinos de Os Mallos a raíz de las ocupaciones de inmuebles abandonados, el tráfico de drogas y otros fenómenos que han generado malestar. La única respuesta de las autoridades ha sido la problema de “reforzar a boa colaboración en todos os ámbitos da seguridade”. Mientras tanto, los vecinos de Os Mallos, indignados, calientan motores para la concentración de cara al sábado cubriendo el barrio de carteles en los que se puede leer “Fora okupas e drogas do noso barrio”.

Hay que señalar que fue una junta de mero trámite, no extraordinaria y convocada explícitamente para tratar el tema de Os Mallos. Solo ocupó unos minutos de la reunión, durante los cuales se constató que la Policía Nacional tiene identificados a los elementos problemáticos del barrio y que está realizando un seguimiento cercano.

No es un gran consuelo para los vecinos agrupados en la plataforma vecinal que convocaba la manifestación del sábado a las seis de la tarde en el parque de Vioño y que consideran que Os mallos se está degradando. .

La protesta partirá del Parque de Vioño y recorrerá la Ronda de Outeiro hasta el número 137 “onde se atopa un dos puntos máis conflictivos pola presenza de delincuentes xa coñecidos polos veciños e autoridades”. La plataforma asegura que “estes individuos impiden o transcorrer normal pola beirarrúa dos viandantes que, acobardados polas actitudes destes” cambian de acera.

En cuanto a la pegada de carteles, que se llevó a cabo el lunes por la noche, los vecinos denuncian que muchos fueron arrancados por una mujer “que se atopa en situación de okupación ilegal na rúa Noia; que é perigosa e agresiva”. 

Vecinos de Os Mallos llenan el barrio de carteles contra los okupas