Los comerciantes del centro esperan con expectación el nuevo local del Cine París

Viandantes frente al edificio del Cine París | pedro puig
|

El edificio del Cine París, en el número 8 de la calle Real, será un negocio de hostelería, tal y como se dio a conocer la pasada semana tras la firma del acuerdo del alquiler a largo plazo. Tras la marcha de Pull&Bear en el mes de julio, los comerciantes de la zona tenían sus esperanzas puestas en que una gran marca se instalase en el local vacío, para evitar la fuga de comercios que se dio hace años en la calle de Torreiro.

Ahora, tras confirmarse que un gran local de hostelería dará vida otra vez al emblemático edificio, el sector se encuentra expectante y con buenas sensaciones ante lo que está por llegar. Aún así, considera que la zona está saturada de hostelería y que está dejando de ser una calle comercial como hace años. “Va perdiendo poco a poco su esencia comercial”, asegura el presidente de la Zona Comercial Obelisco, Javier Mosquera. Pese a ello, el portavoz de los comerciantes sostiene que ambos sectores van unidos, por lo que lo importante es que “no haya locales vacíos”.



Nuevo bajo alquilado


La cantidad de bajos vacíos en esta arteria comercial es preocupante, con datos que hace ocho años no se podían ni imaginar: más de 25 locales sin alquilar. Por ello, cualquier nuevo interés por arrendar alguno de ellos es una ilusión para el sector.

“Hay más movimiento porque, además del Cine París, se ha alquilado un nuevo bajo, que se destinará también a un negocio hostelero”, confirma el presidente de Zona Comercial Obelisco.

El problema de este tipo de establecimientos, dice Mosquera, es la instalación de terrazas. “En la calle Real están prohibidas, por lo que esperemos que en un corto periodo de tiempo cambie”. Algunos de los restaurantes y bares de la zona aprovechan para colocar las mesas en el exterior por la parte de La Marina, aunque algunos de ellos están siendo polémicos en redes sociales.

Estos días se comentaron con indignación las imágenes de un restaurante de la calle Real cuya terraza trasera invade los nuevos carriles peatonales, recién pintados por el Gobierno local como parte de la reforma de los Cantones.

A la hora de buscar o pensar alternativas para que las tiendas no se marchen y haya más interés por parte de futuras cadenas, el presidente de los comerciantes pide, simplemente, que no se pongan “más trabas”, como peatonalizar sin alternativas. 

Los comerciantes del centro esperan con expectación el nuevo local del Cine París