El Quiosco de Down Experience: vuelven los bocatas de calamares a la Plaza de Orense

|

Muchos coruñeses todavía recuerdan los míticos bocatas de calamares de la Plaza de Orense, que durante un tiempo se servían de madrugada los fines de semana. Posteriormente el palacete municipal se convirtió en punto de venta de entradas, y a principios de este verano fue recuperado como local de hotelería por la asociación Down Coruña.


El Quiosco de Down Experience es un proyecto de inclusión laboral pionero en Galicia: en la cafetería trabajan 16 personas, de las cuales 12 son personas con discapacidad intelectual. Desde su apertura han servido sobre todo los bocatas de calamares, pero también bocadillos de tortilla y bocadillos y pulgas de paleta ibérica. El servicio de cafetería se completa con helados, bebidas y cafés "de especialidad” llegados de Etiopía, Costa Rica y México.


La valoración del primer mes tras la apertura es muy positiva, tal y como explica el director ejecutivo de Down Experience, Manuel Rego Vecino: "Hemos recibido el cariño de la ciudadanía coruñesa que ha acogido con los brazos abiertos nuestra propuesta de hostelería inclusiva. Hemos podido testar y pulir metodologías de trabajo, como ocurre en cualquier empresa en su inicio. Los arranques siempre tienen imprevistos y los hemos solventado, lo cual es otra señal más de normalidad. Pero, sobre todo, estamos demostrando lo que buscábamos en esencia: El Quiosco de Down Experience es una empresa viable, como cualquier otra del sector hostelero", explica Rego. 

El Quiosco de Down Experience: vuelven los bocatas de calamares a la Plaza de Orense