Ocho opciones para comer o cenar fuera este fin semana en A Coruña

En Malte combinan la variedad de cervezas con innovación gastronómica | CEDIDA
|

Salir a cenar o a comer el fin de semana es uno de esos placeres que han vuelto con cierta normalidad a la vida de todo el mundo. Cumpliendo todas las medidas de seguridad y respetando las normas impuestas por las autoridades en la lucha por la Covid-19, los restaurante de A Coruña han puesto a punto sus locales para que la hostelería vuelva a brillar en una ciudad en la que la noche ha tenido siempre mucha vida.


Ayo Pasta Bar, la verdadera Carbonara


Ayo pasta bar


Los amantes de la auténtica comida italiana no deben perder la oportunidad de disfrutar de una comida o una cena en Ayo Pasta Bar. Su especialidad es la pasta fresca que preparan de forma tradicional sin usar huevo. Su plato estrella es, sin duda, la Carbonara original que no lleva nata y una pasta rellena que se llama culurgiones. Las minipizza también son especialidad. El ticket medio por un entrante una pasta, una bebida y el es de 22 euros.


A Taberna de Cunqueiro, tradición de calidad


Taberna cunqueiro


La de Cunqueiro es una taberna con una oferta muy variada. Situada en la calle Estrella, su carta permite opciones para compartir raciones como pulpo, chipirones, tortilla estilo Betanzos, mariscos como los berberechos, las almejas y las navajas o comer de plato un buen plato de pescado o un solomillo. El bestseller de la casa es el pulpo y los mariscos, pero sin desmerecer la tortilla, la croca o el raxo. Además, disponen de una extensa carta de vinos, sobre todo gallegos, para acompañar sus deliciosos platos. El precio medio está entre los 20 y los 25 euros.


Basilico, una propuesta de cocina mediterránea


Basilico


Basilico es un restaurante de cocina mediterránea de temporada. Con una variada carta de entrantes y arroces es difícil resistirse a los encantos de su propuesta gastronómica. La materia prima es de primera calidad, ya que trabajan a diario con pescado de la lonja del día. Se trata de un local con un toque muy acogedor que hace que el cliente se sienta como en casa, también tienen terraza.


Comarea, para los amantes de los arroces


Comarea


El Comarea Marina, ubicado en el dique de abrigo, destaca por su privilegiada ubicación. Su amplitud es perfecta para estos tiempos en los que la distancia social está muy valorada por parte de los clientes. Dentro del restaurante, disponen de distintas zonas como terraza cubierta, zona interior e, incluso, zona de reservado. Los arroces son los reyes de la casa, destacan el negro, el marinero y, por su puesto, el arroz con bogavante. También tienen pescados y mariscos del día. El precio medio es de 35 euros por comensal.


Fire Capitano, una propuesta italo-americana


Fire capitano


En el barrio de Matogrande se encuentra Fire Capitano que ofrece una experiencia gastronómica única que combina el concepto de comida italo-americana. Los clásicos de la cocina italiana hechos al estilo americano, como por ejemplo pizzas como la Pepperoni o la Detroit, la Burger Little Italy o la Philly Stromboli: pizza enrollada típica de Philadelphia. Su plato top son, sin duda, las pizzas de masa madre que elaboran todas las mañanas en el local, con una maduración de entre 48 y 72 horas con cuatro fermentaciones diferentes a varias temperaturas. Todas las pizzas rematadas al horno de leña, por supuesto. También tienen en carta carnes, pastas al horno, entre otras propuestas. El precio medio del ticket ronda los 15 euros.


Malte, maridaje de cerveza y cocina contemporánea


Malte


En la calle Galera se encuentra el templo de la cerveza. En Malte están especializados en birras artesanales y de importación. Con más de 300 referencias en botella, lata y en sus 20 grifos, el cliente puede acompañar su elección cervecera junto a la cocina contemporánea hecha por y para la cerveza, como el canelón de cocido, la merluza de Celeiro con espárrago de sesma y escabeche thai, la ternera gallega en salsa de chocolate con almendra tostada y chile sobre brioche o las gyozas de chipirón en su tinta, aunque como ellos la definen se trata de una carta “de ida y vuelta” que cambia constantemente. Malte dispone de cartas y maridajes personalizados para disfrutar en grupo.


Petite Bretagne, las crepes más famosas de A Coruña


Creperie



Su especialidad son las crèpes tanto dulces como saladas, pero tienen más platos que completan una variada carta con una gran propuesta gastronómica. El Bacalao a la Portuguesa se puede decir que es el decano del local ya que ha estado presente en los 30 años que lleva trabajando este conocido restaurante de la Marina. Las ensaladas nunca fallan en el día a día. Además, el local ofrece una carta de sugerencias donde introducen a diario carnes y pescados. Petite Bretagne tiene menú del día de lunes a viernes.


Sibuya, el Sushi que sabe a vanguardia.


Sibuya


Sibuya sabe a innovación, un viaje a Japón a través de los sentidos. La variedad de su carta permite llegara a todo tipo de públicos. Para los más atrevidos y para los más tradicionales, para los más sanos y para los que prefieren un poco más de salsa, para todos, hay opciones muy variadas. La recomendación del local son los Flamed Rolls, aunque el sushi flambeado con vodka no deja indiferente tampoco. Langostino con panko y pepino, cubierto de sashimi de salmón, crema explosive, cebollino, sésamo y salsa teriyaki es otra de las opciones favoritas. Una explosión de sabores con un ticket medio por persona que ronda los 20 euros. 

Ocho opciones para comer o cenar fuera este fin semana en A Coruña