La hostelería gallega pide abrir hasta la una una vez termine el estado de alarma

|

El presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de Lugo, Cheché Real, ha avanzado que el sector trasladará a la Xunta la petición de poder prolongar su actividad hasta la una de la madrugada una vez decaiga el estado de alarma.


Pretenden copiar, de este modo, el ejemplo de Asturias, cuyo Gobierno ya ha anunciado que permitirá las actividades hosteleras hasta la una de la madrugada.


En todo caso, y si esta opción no es la elegida, Cheché Real ha reclamado que, al menos, "se unifiquen horarios" en la hostelería y se permita el cierre a las 23,00 horas de bares y cafeterías, como es el caso ya de los restaurantes.


Real ha puesto el acento que, con el estado de alarma, los hosteleros estuvieron "perjudicados en su derecho a poder trabajar en el sector de la hostelería", por lo que solicitan que esta situación cambie una vez que decaiga esta medida.


"Tampoco lo entendemos (la finalización del estado de alarma) y nos asusta un poco. Sí hasta ahora había una serie de limitaciones teniendo en cuenta la salud de los ciudadanos, tampoco entendemos que ahora mismo, por una decisión administrativa, por una cuestión de quitar el estado de alarma, nos podamos dar besos y abrazos, porque sabemos que esto podría tener consecuencias sanitarias", ha avisado.


En todo caso, lo que plantean los hosteleros de Lugo es que se les saque de "esta incertidumbre y se redefina la situación después del estado de alarma, en el caso de que el Gobierno decida suprimirlo".


Armonizar horarios

También la Confederación Gallega de Empresarios de Hostelería y Turismo, integrada por asociaciones provinciales de A Coruña, Lugo, Ourense y Pontevedra, trasladó este martes al vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, su reclamación para ampliar los horarios de apertura de bares y cafeterías.


Considerando que la situación epidemiológica en la Comunidad de Galicia "es buena", apuntan, reclamaron que la Xunta valore la posibilidad de unificar los horarios de cierre de los establecimientos de hostelería a las 23,00 horas, algo que podría ir más allá una vez que se desactive el toque de queda.  

La hostelería gallega pide abrir hasta la una una vez termine el estado de alarma