Comer en San Andrés: Koh Lanta

El restaurante Koh Lanta ofrece una propuesta gastronómica inspirada el sudeste asiático con un toque local | CEDIDA
|

Viajar al sudeste asiático sin moverte de la ciudad es posible a través de la propuesta gastronómica que ofrece el restaurante Koh Lanta. Los amantes de los sabores aromáticos y de la comida asiática solo tienen que ir hasta San Andrés para cumplir capricho a su paladar. Cuenta Gonzalo Somoza, el creador de este carismático local, que todo comenzó en un viaje al Sudeste asiático que arrancó con mochila en mano y unos pantalones de capoeira con el único objetivo de disfrutar de cada experiencia al máximo. En ese tour se dedicó a probar todos los puestos de comida callejera que encontró a su paso y pensó que esa explosión de sabores tendría buena acogida en su ciudad natal. No se equivocó el coruñés y años después ganó el premio Incitus, que distinguía los mejores proyectos de hostelería, lo que le permitió cumplir su gran sueño.

Koh Lanta es hoy uno de los restaurantes más conocidos de A Coruña. Se trata de una cocina viajera cuya carta recorre los platos más representativos del sudeste asiático con un guiño a la gastronomía gallega. Es difícil resistirse a cualquiera de los woks o las baos artesanales que ellos mismos elaboran y el Pad Thai (noodles de arroz, cacahuete, tamarindo y salsa de pescado salteado al Wok con pollo o tofu) y el Nasi Goreng (arroz jazmín salteado con gambón, verduras frescas y pollo al wok con salsa de soja dulce y sambal oelek) son, sin duda, sus platos estrella.





El local es pura inspiración y su interiorismo, proyecto del reconocido arquitecto Iván Cotado, permite que la experiencia gastronómica transporte al comensal a uno de esos puestos callejeros que recorrió Gonzalo Somoza en su viaje. Koh Lanta es un local diferente e informal al que la gente va, en palabras de su creador, “a tener vacaciones de 20 minutos y sobre todo a pasárselo bien disfrutando del ambiente y la propuesta gastronómica”.


Aunque el local de San Andrés es parada obligada, el delivery funciona muy bien. Ya antes de la pandemia, cuenta el hostelero, lo tenían instaurado pero este año su crecimiento ha sido exponencial. El precio medio del menú es de 15 euros. Entre los planes de futuro de Gonzalo se encuentra una inmersión empresarial en Madrid que verá la luz próximamente.

Comer en San Andrés: Koh Lanta