personas

Medio millón de personas

Las entidades que trabajan en el campo de la ayuda social han tenido que redoblar esfuerzos, ayudas, apoyos ,atenciones y dotaciones económicas, a las personas que a lo largo de estos doce últimos meses lo han estado pasando tan mal , y lo siguen pasando, por culpa de la pandemia sanitaria originada por la COVID 19.Ha sido un largo año desde que se puso en marcha el estado de alarma y el confinamiento, aumentando las prestaciones a miles de personas que se quedaban sin recursos económicos para hacer frente a las necesidades básicas de subsistencia .Se generó, de manera muy alarmante, la desprotección de las familias más vulnerables, que fueron agravándose a causa del confinamiento y la ausencia de ingresos.En estos meses de incertidumbre para muchas personas en situación de gran precariedad, Cáritas ha permanecido abierta de manera permanente y respondiendo a estos vacíos de las políticas públicas y aportando apoyo, escucha, cercanía prestaciones económicas a esas 500.000 personas que han llamado por primera vez a las puertas de la institución o volvieron después de mucho tiempo sin necesitarlo.

Hambre y desigualdad

Tenemos que tomar conciencia de la necesidad de una movilización social para que los gobernantes y los organismos internacionales, como la ONU, cumplan con los Objetivos de Desarrollo del Milenio para erradicar la pobreza y el hambre en todo el mundo antes del 2.030.