Opinión

Indultando, ¡que es gerundio!

En su imaginario disperso, el presidente llega a decir que lo sucedido en Cataluña fue contra un gobierno del PP y no contra el gobierno “progresista” que él preside.

Medio siglo de lejanía

De todos modos, fue un acontecimiento de gran importancia que ahora recordamos, medio siglo después, con la entrada en funcionamiento de las instalaciones ubicadas en Clara Campoamor y que facilitan a los viajeros hacer cómodamente el trasvase intermodal del tren al autobús y viceversa.La Estación de Autobuses de Santiago, que ahora cederá sus terrenos para que en ellos se construya la gran ciudad administrativa del futuro de la Xunta de Galicia, era el único punto de llegada y partida para miles de estudiantes que en sus lugares residenciales no disponían de tren con el que desplazarse hasta Santiago de Compostela.

Concordia, venganza y revancha

Este Gobierno, más aún que los anteriores, está abusando de gobernar saltándose el Parlamento siempre que puede y va a saltarse lo que ha dicho ya el Supremo y lo que previsiblemente ratificará en unos pocos días el máximo órgano judicial español respecto a los indultos. Hay que buscar una salida al problema creado por los independentistas catalanes, pero no puede hacerse poniendo de rodillas a la Justicia.

El indulto

En el fondo, la medida de gracia que estudia el Gobierno para la excarcelación de los políticos catalanes presos, el indulto, es una acción que intenta ser intermedia, contemporizadora, entre los extremos contrarios a dicha medida, esto es, entre la derecha nacional que se opone radicalmente a ella por considerar que no se dan las razones de equidad, de oportunidad o de conveniencia pública que señala la ley para su concesión, o, dicho de otro modo, por considerar poco escarmiento los tres años y medio que los reos llevan de cárcel, y los correligionarios y partidarios de éstos, que rechazan el indulto y reclaman la amnistía para los dichos presos y, por extensión, para cuantos, algunos miles, se hallan incursos en procedimientos judiciales por sus acciones en el malhadado “procés”.

Sánchez y el regreso al pasado

un porcentaje del que gozan hoy, 2021, la mayoría de los países de nuestro entorno y de la OCDE. Parece una meta muy poco ambiciosa y más teniendo en cuenta que se prevé la llegada de unos 200.000 inmigrantes al año.La España de 2050 dará aún para mucho, aunque me temo que va a ser flor de un día para la opinión pública, dada la prolífica presentación de planes que está haciendo Pedro Sánchez y que se incluyen en el Plan de Reconstrucción enviado a Bruselas para acceder a los fondos europeos.

Elecciones

Pero Sánchez, hizo una campaña a su gusto y disgusto de candidato y acabó resultando un fiasco.De los demás no menciono, ya que, en las encuestas, andaban por el mismo camino, salvo que, up fracasó en el fenómeno Iglesias, ya está muy vista su forma de pensar y actuar, llegó a la política por los medios audiovisuales de alguna cadena televisiva y se marcha con una retiro muy jugoso, la política quizás no le interesaba al no dirigirla él personalmente, ya que, la fundación del partido fue una apuesta personal.Si extrapolamos los resultados obtenidos en esta comunidad, observamos que el partido que dirige Sánchez esta agotado, de no proclamar un candidato con más peso, inteligencia y cercano al ciudadano y repetir el mismo, el descalabro está asegurado, Ciudadanos, esta ya desaparecido y solo resta firmar en los siguientes comicios su finiquito, la sociedad de Podemos, tiene los votos en el aire y es posible que en muchos lugares dejen los asientos.

Salarios de seis cifras

Los directivos del IBEX son seleccionados por su trayectoria profesional, tiene que demostrar a diario competencia gerencial y cobran por su nivel de responsabilidad y aportación a los resultados de la empresa. Por el contrario, en los nombramientos que hace el Gobierno para dirigir las empresas públicas se “valoran” el amiguismo y la “lealtad política” y cuentan poco las aptitudes para desempeñar el cargo.

Piratería aérea

El dictador de Bioelorrusia lleva más de un cuarto de siglo dirigiendo la vida de casi 10 millones de personas y, como todos los dictadores, no le gusta que le llamen dictador y organiza, de vez en cuando, una puesta en escena de unas elecciones que parecen democráticas y son sólo un pucherazo para que el dictador siga en el poder.Como a todos los dictadores, no le gusta que le critiquen y no tiene ningún problema si la crítica proviene de alguien que vive en el interior de Bielorruisa, porque lo detiene y lo encarcela.

Los hermanos Pinzones y otros catalanes

Los hermanos Pinzones y otros catalanes

La cháchara vacía

Las de antes, las de toda la vida, se sufren y llevan como se pueden, pero esta, encima, a lo que viene es a llenar de babas, de vacuidades, de gimoteos impostados y de soberbia urbanita, mentirosa y demagoga. El campo y los pueblos son en realidad para ellos una postal, en la que hacerse fotos, hacer declaraciones y, en suma, contar cuentos y milongas que nada tienen que ver con la realidad, la vida y el quehacer cotidianos de los que en ellos viven e intentan seguir viviendo.

Un buen pacto y un mal presagio

Solo se denuncian un 15% de los casos y se calcula que un 40% de los menores han sufrido abusos o acoso en algún momento, especialmente en el entorno familiar, donde es más frecuente y donde más se silencian. Por eso es positivo que esta ley amplíe el concepto de violencia y también el tiempo para denunciar; regule el derecho de los menores a ser escuchados y que solo tengan que declarar una vez, no hasta cuatro como sucede ahora; que los menores inmigrantes no puedan ser sometidos nunca más a esa práctica denigratoria de desnudos integrales y exploración genital para determinar su edad, incluso cuando cuentan con documentos de identidad que la acreditan; que se proteja su imagen o se impidan las visitas en determinados casos; que sea obligatorio que haya protocolos contra la violencia de género y un coordinador de bienestar en los colegios y, también, mecanismos de denuncia en los centros de protección; o que los jueces y los fiscales reciban formación especializada y que se creen unidades policiales especializadas.Un gran paso adelante en la lucha contra los abusos y la pederastia de una ley impulsada por Podemos y apoyada por todos los partidos, menos Vox, lo que demuestra que son posibles grandes consensos pese a las diferencias ideológicas. Lástima que Iglesias y compañía intentaran colar una “bomba” en la ley una modificación del Código Penal que de haberse aprobado flexibilizaba el acceso al tercer grado de los condenados por terrorismo.

El vecino

Con los vecinos es con los que es más difícil llevarse no ya bien, sino medianamente, pero para reforzar esa utopía, sin duda seductora, se insiste también en que con los vecinos nos unen muchas cosas. Con los vecinos, para qué nos vamos a engañar, nos unen tantas cosas como nos separan, y a menudo, dependiendo del vecino, bastantes menos.Con Marruecos nos une la Historia, que no es moco de pavo, y cuanto liga a los pueblos que comparten la cultura atlántico-mediterránea, pero nos separa el Estrecho de Gibraltar, que no son los 14 kilómetros entre Tarifa y la punta de Cires sino cuatro o cinco siglos en según qué aspectos, lo que ahonda la dificultad para entenderse, pues cada cual es hijo de su tiempo.

Cataluña: más pragmatismo

Una vez que Pere Aragonés ha tomado posesión como 132 presidente de la Generalitat (ninguna mujer en siete siglos) y en vísperas de que se presente en sociedad la composición del nuevo Govern, los vectores del análisis son prácticamente unánimes: la cohesión interna no será su principal virtud. Una forma piadosa de señalar que Aragonés, se estrena ajustándose a la cintura el explosivo cinturón de problemas derivados de un pacto entre grupos independentistas que se odian entre sí.El acuerdo final logrado entre ERC y JxCat fue en realidad la plasmación del miedo de ERC a pasar por “traidor” a la causa y el de JxCat a pasar por culpable de una repetición de elecciones. En esto también coincidía con la otra parte.

Un error de libro

Francia no tiene contenciosos abiertos con Rabat, mientras que desde su independencia Marruecos nunca ha dejado de tener sus ojos puestos en Ceuta y Melilla.En qué estaría pensando la señora González Laya al facilitar la llegada a España de un personaje al que el Gobierno marroquí señala como cabeza de una organización con la que mantiene una guerra abierta.¿Tomaría nota la ministra de lo que significa en términos políticos que el presidente de los Estados Unidos Donald Trump reconociera la soberanía de Marruecos sobre el Sahara Occidental? Fuentes conocedoras de cómo se gestó el operativo de llegada de Gali a Zaragoza y su posterior traslado a un hospital de Logroño –bajo nombre falso y pasaporte argelino– aseguran que los servicios del Ministerio del Interior fueron requeridos cuando ya estaba cerrada la operación.Este extremo lleva a pensar que, por sí misma, la ministra no habría podido culminar tan arriesgado ejercicio de funambulismo diplomático con evidentes y por lo tanto predecibles reacciones políticas.

Lo que el viento no se ha llevado

Así que diez años después una parte de la sociedad se ha podemizado, y el PSOE ha sufrido una transformación de tal magnitud que resulta difícil reconocer el partido que fue.Desde el minuto uno en que Iglesias y los suyos se sentaron en el Consejo de Ministros fue su programa el que se impuso, el que Pedro Sánchez ha ido ejecutando, olvidándose de sus compromisos y de sus votantes.

Lo que queda del 15-M

Se ha dicho que el único preferente de este movimiento puede ser el mayo francés Por ejemplo para The Guardian fue “el acontecimiento político más importante en España desde la muerte de Franco”Al grito de “no nos representan”, los acampados bautizados de forma despectiva como “perroflautas y yayoflautas” para descalificarlos, venían a cambiar la política en general y, sobre todo, a llevar a la calle los problemas de los que no se ocupaban los políticos profesionales.Se organizaron debates, hay un importante material reflejado en libros y artículos, y se apuntan soluciones para una sociedad castigada por la corrupción y la crisis entre un sector de la población juvenil: un paro del veintidós por ciento que se elevaba al cuarenta y siete por ciento entre los jóvenes .¿Y hoy?

Los dos caminos

Sorprendentemente me he encontrado también y en la más joven generación, más allá de su imagen botellón que tanto se afea estos días y sí, para ello es pero también para no olvidar la propia estupidez y el sarpullido del acné, a quienes cada vez son más conscientes de que lo que tienen por delante va a ser un duro de verdad.

El espejismo de las encuestas

Entre otras que el Gobierno insista en atribuirse la campaña de vacunación como logro propio omitiendo el hecho de que las vacunas las suministra la Unión Europea y las administran las diferentes comunidades autónomas. Vistos los antecedentes nadie duda de que intentará hacer algo parecido con los fondos de recuperación (72.000 millones de euros en subvenciones del Programa Next Generation EU) procedentes, también, de Bruselas.Pedro Sánchez es un político que se caracteriza por su falta de escrúpulos y echará mano de los recursos del Estado (como viene haciendo con el CIS) para intentar revertir los pronósticos de sondeos que realizan los institutos independientes.

Guerra dixit

Además se escandaliza de que se negocie con Bildu (debatir, sí; negociar, no) y de que la igualdad de género está haciendo olvidar la igualdad por la que siempre lucharon los socialistas para que todas las personas gocen de las mismas oportunidades de mejorar en la vida, sean hombres o sean mujeres.Lo cierto es que se está generando un estado de opinión sobre la mala salud del sanchismo tras el fracaso socialista en la CAM. Flota en el ambiente.

Miedo a despertar

Y donde los lados son difusos, donde conviven palestinos y hebreos, el miedo a dormir y despertar, atizado por los indeseables que gobiernan, enfrenta a los vecinos, que se apuñalan y se tirotean por las calles.La comunidad internacional asiste impávida a la enésima entrega de la masacre, apenas sobresaltada a la hora de los noticiarios que sirven las escalofriantes imágenes.