feminismo

Galegas 8-M y los sindicatos convocan decenas de manifestaciones: "Los derechos de las mujeres no se confinan"

"Se han celebrado otras manifestaciones bastante más multitudinarias, como la Cabalgata de los Reyes Magos en Vigo o las concentraciones de Alcoa, pero cuando somos nosotras las que hacemos uso de nuestros derechos está claro que hay a mucha gente a la que le molesta el movimiento feminista", ha lamentado la integrante de Galegas 8-M."Se pretende culpabilizar de nuevo a aquellas que están soportando la crisis, haciéndoles creer que si se movilizan serán las culpables de una nueva onda", ha indicado por su parte Corral, que ha subrayado que "todas las marchas han sido comunicadas previamente, sin que hubiese ninguna restricción por parte de las autoridades".ManifestacionesDe las manifestaciones convocadas, Santiago de Compostela acogerá concentraciones en distintos puntos de la ciudad: a lo largo de la Rúa do Hórreo, en el parque de Belvís, en Concheiros y en la Plaza do Obradoiro.

Feijóo ensalza la política de igualdad del PPdeG frente a los "codazos" entre PSOE y Unidas Podemos con el feminismo

Claro que, cumpliendo las medidas sanitarias, las mujeres pueden decir y manifestar aquello que consideren oportuno", ha continuado.En este punto, Feijóo no ha pasado por alto que en los últimos "días" y "semanas" se autorizaron múltiples movilizaciones en las que los participantes ni cumplían el distanciamiento ni tampoco llevaban mascarilla, como la marcha de colectivos negacionistas que tuvo lugar hace dos semanas en Santiago de Compostela.Para el presidente de la Xunta y del PPdeG, los actos no pueden tener lugar "sin respetar el criterio sanitario", porque "la vida es lo fundamental y el principio básico de la igualdad".De hecho, ha afeado que el pasado año las manifestaciones del 8M se autorizasen con "criterios puramente políticos que no tenían en cuenta requisitos de salud pública".

La primera moneda conmemorativa del 8-M se dedica a Pardo Bazán, “precursora” del feminismo

Javier Losada, Pilar López-Riobóo y Lidia Sánchez presentaron ayer este objeto de coleccionismo