La hostelería coruñesa aplaza el parón convocado para el próximo lunes

Varias personas en una terraza de un local de hostelería en el barrio de Os Mallos | quintana

La hostelería coruñesa comunicó el aplazamiento de los paros que estaban convocados para el próximo lunes, mientras continúa a la espera de una solución energética global para todos los sectores.


El presidente de la Asociación Provincial de Hostelería de A Coruña, Héctor Cañete, indicó en una rueda de prensa celebrada en Santiago que van a esperar a la jornada del próximo 31 de marzo para ver qué medidas propone el Gobierno central y, si no son las esperadas, el primer parón tendría lugar el 4 de abril, ya que “la situación es mucho más límite de lo que parece desde fuera”.


Cañete quiso adelantar que antes de que finalice marzo algunos empresarios del gremio van a cerrar esas 24 horas semanales “exactamente igual”, algo que ya le han trasladado, porque la llamada de atención es urgente y subir los precios produce bajada del consumo, así que hay “pocos clientes y poco gasto”, añadió. No obstante, quiso dejar claro que el encarecimiento apenas se ha imputado de cara al consumidor final.


La subida de la energía, de la electricidad, y de los carburantes afecta a toda la cadena de valor, y el suministro y la distribución debido a la huelga de transporte como ocurre en otros muchos ámbitos.


El presidente de los hosteleros coruñeses aludió a los dos años de grave crisis sanitaria agravados ahora “por una guerra”. “Hay un sufrimiento en el sector sin precedentes”, dijo, y añadió que la luz es esencial para el colectivo, así como el gas, al tiempo que el coste de las materias primas se ha encarecido.


Cierres

El 17% de los establecimientos cerraron debido a la crisis del coronavirus, relató Cañete a la hora de hacer una radiografía de la situación. Ahora, el panorama no es halagüeño: “Hay que evitar cierres masivos de empresas”, relató.


Por su parte, el responsable de Hostelería de Galicia, Cheché Real, consideró en esta misma comparecencia que si la situación se mantiene como hasta ahora esa “posibilidad” de huelga habrá que albergarla en conjunto “en fechas venideras”.


Real contó que la inflación es “galopante” desde hace años y, debido a la pandemia, los locales todavía no pueden operar al 100% tal y como permiten sus licencias. Mencionar si la Semana Santa tendrá un impacto positivo en este contexto es incertidumbre pura y dura, coincidieron, pero Ovidio Fernández Ojea, presidente de la Federación de Hostelería de Ourense, hizo hincapié en que la comunidad “sigue siendo un lugar seguro para las vacaciones”.


Lo que todos destacaron en este acto es que ha disminuido el poder adquisitivo, así que están por ver los efectos de eso en tiempo de ocio. César Ballesteros, representante de los hosteleros de Pontevedra, no pudo estar presente por motivos personales, tal y como desveló Cheché Real.


En A Coruña, la alcaldesa, Inés Rey, felicitó la consecución de un acuerdo para concluir la huelga del transporte tras “intensas horas de negociación” por el que el Gobierno asumirá ayudas que superan los mil millones de euros para el sector, subrayó, y espera que se recupere la normalidad cuanto antes.


En una rueda de prensa en María Pita, la regidora municipal consideró este acuerdo con el Ministerio “muy positivo” y un “buen punto de partida” para revertir la situación de crisis de abastecimiento.

La hostelería coruñesa aplaza el parón convocado para el próximo lunes

Te puede interesar