La hostelería gallega estudia cerrar el lunes en solidaridad con los transportistas

Terrazas, en una imagen de archivo/AEC

Las distintas asociaciones de hostelería de Galicia debaten esta semana la posibilidad de llevar a cabo el próximo lunes un cierre patronal en protesta por el alza de los precios de la energía y del coste de suministros, y en solidaridad con las reclamaciones de los transportistas.


La propuesta partió de la Federación Provincial de Hostelería de A Coruña, que da por efectivo el cierre, y también lo apoya la asociación hostalaría.gal. En concreto, el presidente de los hosteleros coruñeses, Héctor Cañete, ha dicho que la medida busca mostrar apoyo a las reivindicaciones de los transportistas, que "han sido los más valientes", aunque, ha dicho, protestan por una situación que "perjudica a todos".


"Ellos son los perjudicados directos, pero también el resto de los sectores", ha apuntado, en el caso concreto de la hostelería, con el alza de precios de los suministros y con el coste de la luz. "Que se les baje el gasoil es estupendo, pero se necesita una solución global energética", ha apuntado.


Asimismo, la plataforma Hostelería de Galicia, junto con las provinciales de Ourense y Lugo y hosteleros de Santiago, Ferrol y Hoempo tienen la medida encima de la mesa, aunque sin ninguna decisión en firme, y han convocado una rueda de prensa el viernes.


Por su parte, la Federación Provincial de Hostelería de Pontevedra, que este martes confirmaba a Europa Press que estaba todavía analizando la medida, y Hostelería de Vigo han emitido un comunicado en el que se descuelgan de este cierre patronal.


Lo hacen a pesar de manifestar su "gran preocupación por la situación actual de desabastecimiento de suministros" y los "inasumibles incrementos de costes energéticos y de materias primas", que han llevado a paros a otros sectores. "Sin embargo, en ningún momento consideramos que esta convocatoria sea la mejor forma de conseguir soluciones a estos problemas", apuntan.


Los sindicatos lo critican

Ante este anuncio, el sindicato CIG ha emitido un comunicado en el que tachan de "ilegal" la medida y aseguran que "dejará totalmente desprotegidos" a los trabajadores del sector, por lo que instan a la patronal a emplear "otro tipo de medidas" de presión.


Así, la CIG lamenta que la propuesta no se haya comunicado a los sindicatos mayoritarios y recuerda que la Organización Internacional del Trabajo no contempla la posibilidad de realizar un cierre patronal por motivos de reclamación económica. "Las premisas no se dan en estos momentos, por lo que la medida no tendría justificación y sería ilegal", han explicado.


El sindicato CC.OO., por su parte, ha advertido de la necesidad de que este paro no tenga "consecuencias en las condiciones de trabajo" de los empleados. En concreto, apuntan, se trata de una "decisión empresarial" que "no puede repercutir en los salarios de los trabajadores, ni en su derecho al descanso semanal o día libre". 

La hostelería gallega estudia cerrar el lunes en solidaridad con los transportistas

Te puede interesar