La fábrica de Estrella Galicia, abocada a cerrar mañana por la falta de suministros

La actividad en la planta de A Grela podría pararse a partir de mañana | Quintana

La situación se complica cada vez más tras cuatro días de huelga de transportistas que, de nuevo, volvieron a instalar piquetes informativos en los accesos al puerto y en otras vías de la ciudad y de su comarca, como en el Centro Logístico de Ledoño.


Las consecuencias en numerosas empresas de la ciudad empieza a ser insostenible e incluso Hijos de Rivera, que lleva sin recibir materias primas ni suministros básicos desde el pasado lunes en su fábrica de cerveza de Estrella Galicia y de sidras Maeloc, a raíz del paro en el transporte, podría ordenar “la paralización total de la actividad fabril a partir de este viernes”, día 18 de marzo.


Desde la compañía explicaron que la situación ante la que se encuentran “es muy grave” para la actividad fabril de esta compañía con sede en A Coruña. Lo mismo ocurre con el material que necesita para el envasado de sus manantiales de Cabreiroá, Agua de Cuevas y Fontarel.


“Además, el stock de los productos está al límite en algunos centros logísticos, los camiones cargados están parados sin poder circular ni entregar y la mayoría del reparto se ha visto afectado, incluso se han interrumpido por completo las exportaciones”, sostienen estas mismas fuentes.


Igualmente, por parte de Hijos de Rivera se condena “cualquier tipo de violencia” con motivo de estas protestas y piden “una rápida resolución de este conflicto”.


Pescado

En la lonja, la actividad es cada día menor situándose en el 10% de lo habitual este jueves, indicoñ su presidente Juan Carlos Corrás, que considera “insostenible” continuar de esta manera, ya que solo se llega al mercado local y a algunos compradores al por menor, “pero se impide sacar el pescado al resto de puertos”.


Corrás también indico “se está parando muchísimo la actividad”, ya que “las cámaras están llenas” de pescado, los barcos de Gran Sol “tienen que venir a descargar sus capturas porque tienen las bodegas llenas, pero no saben qué hacer, porque si al final vienes, pero no lo puedes vender...”.


Las pérdidas de esta semana en el puerto coruñés podrían superar el millón de euros, pues estos días se facturan unos 300.000 euros, mientras lo habitual en una semana está entre “el millón o millón y medio” de primera venta.


Desde la lonja denuncian que los piquetes “llevan ahí todos los días” (en el puerto) y transportistas que no secundan la huelga “tampoco se atreven”, por lo que, por cuarto día consecutivo, urgen a negociar: “Aquí lo que se necesita es que la administración se sienten con los que se tienen que sentar, que son los que están provocando esta paralización que está cogiendo un cariz muy malo”, lamentó Corrás.


Además, reconoce que, con huelga y el amarre de parte de la flota por la subida del gasoil también hay “poco comprador” con la huelga, ya que “no se atreven a venir”, a la vez que “casi toda la flota está amarrada”, por lo que “hay poco pescado”, sobre todo de litoral y bajura.


En los mercados, los venderos que acudieron a la lonja y después a sus puestos, explica que sí había pescado, pero menos variedad, y que muchos compañeros optaron estos días por cerrar.


El delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, advirtió de que algunas prácticas violentas no se pueden consentir y anunció que se ampliarán los efectivos policiales para escoltar a quienes no quieran hacer huelga.

La fábrica de Estrella Galicia, abocada a cerrar mañana por la falta de suministros

Te puede interesar