El futuro de las paradas del bus: con wifi y puestos de recarga de móvil

La parada de bus del Obelisco, una de las más nuevas de la ciudad | Quintana
|

Esperar a que pase el autobús puede ser una tarea tediosa, pero podría serlo un poco menos introduciendo algunas mejoras, como por ejemplo dotando de conexión wifi o de puntos de recarga para móviles a las marquesinas, aspectos que se espera implantar en algunas de estas infraestructuras coruñesas.


El Ayuntamiento, dentro de la estrategia Eidus, tiene en licitación el diseño de una marquesina piloto que disponga, además de zona de descanso y protección contra la lluvia, la posibilidad de dar cobertura wifi y contar con cargadores para móviles, entre otros servicios.


El objetivo primordial, según el contrato, es crear una infraestructura multifuncional en la que dar tanto información estática, como interactiva, sobre el servicio, siendo la segunda información en tiempo real de las líneas de bus (algo ya existente con los monopostes actuales instalados en múltiples paradas de la ciudad). Además, se tratará de concretar una forma de ofrecer los servicios como los citados cargadores o la conexión a una red, además de estudiar otras posibilidades, como la dotación de lectores del saldo de las tarjetas Millennium físicas. Contará también con sistema de iluminación basado en Led.


Diseño modular

Como es esperable de nuevas infraestructuras, la marquesina deberá estar adaptada para que su uso sea accesible para personas con movilidad reducida.


Por el momento es solo una prueba piloto, pero el objetivo sería poder darle continuidad e instalarla en más puntos de la ciudad, sobre todo en aquellos que cuenten con un mayor número de usuarios o un tráfico de viajeros considerablemente alto.


Teniendo en cuenta una futura expansión a otros puntos, se espera que el diseño que se presente tenga una suerte de concepto modular, que permitiera su disposición adaptada a la idiosincrasia de cada lugar.


Esa posible expansión tendrá en cuenta la experiencia de los propios usuarios de la infraestructura piloto, que podrán transmitir sus mejoras.


El presupuesto consignado actualmente para este proyecto asciende a los 200.000 euros y se encuadra dentro de las políticas municipales relacionadas con el impulso del transporte público, además de la apuesta por la movilidad sostenible.

El futuro de las paradas del bus: con wifi y puestos de recarga de móvil