Los vecinos del Ensanche piden recuperar las plazas de aparcamiento cedidas para las terrazas

Terrazas en la calzada en la calle de Rosalía de Castro | patricia g. fraga
|

La Asociación de Vecinos de Juan Flórez y Ensanche reclama al Gobierno local que se recuperen las plazas de aparcamiento cedidas para la instalación de terrazas, una medida que, tal y como anunció el propio Ayuntamiento hace una semana, ha llegado para quedarse.


Solicitamos que se recuperen estos espacios públicos para los vecinos y se dejen de utilizar en beneficio privado. Si finalmente el Ayuntamiento decide permitir este tipo de ocupación de la calzada, que al menos cuenten con la autorización de todos los propietarios y residentes en los edificios frente a los que se encuentran”, comienza el comunicado remitido por la entidad vecinal.


En él, los residentes de este distrito no solo mencionan la pérdida de lugares de estacionamiento, sino que “imposibilitan su utilización para servicios tan habituales como su reserva para la realización de una mudanza, o su uso temporal para una obra”. Es por ello que “consideramos que, al menos, deberían de contar con el permiso de todos los residentes y propietarios del edificio frente al que se encuentren en caso de que se decida prorrogar su uso”.


El pasado 8 de noviembre se confirmó que los hosteleros de la ciudad podrán conservar las terrazas de sus locales en las plazas de aparcamiento. La alcaldesa, Inés Rey, anunció esta decisión tras un encuentro con representantes del sector, en la que trasladó la medida adoptada y anunció que se formulará una modificación de la ordenanza de terrazas en la que se recoja esta posibilidad, además de incorporar criterios de seguridad y estética que deberán cumplir todas las instalaciones.


Para los vecinos de las zonas del Ensanche y Juan Flórez, esta se trata de una medida “injusta y discriminatoria para muchos hosteleros”, y es que “cuando se instalaron los locales de hostelería no existía la posibilidad de habilitar terrazas. Si se permitiese ahora este uso beneficiaría injustamente a unos locales sobre otros; los locales que tengan en su frente zonas de carga y descarga, paradas de taxi, plazas de minusválidos, plazas de residentes, esquinas..., no podrán instalar este tipo de instalaciones, lo que generaría un agravio comparativo entre ellos”, prosiguen desde de la entidad. Esta, a su vez, entiende que el Ayuntamiento “tiene otras vías para implantar su anunciado ‘nuevo paradigma de movilidad’ en nuestra ciudad sin necesidad de destinar estos espacios públicos que nos daban servicio a todos para el beneficio privado de unos pocos”.


El presidente de la Asociación Provincial de Hostelería de A Coruña, Héctor Cañete, considera la decisión “muy positiva”. “Estamos encantados y agradecemos mucho esta medida porque demuestra la sensibilidad que ha tenido el Ayuntamiento con el sector desde el inicio de la pandemia”, dijo el día del anuncio. De esta forma, los hosteleros apoyan el cambio de ciudad para liberar aceras. “Una ciudad más humanizada, con menos coches y con la idea de que todas las terrazas que puedan se quiten de las aceras y se establezcan en las plazas de aparcamiento”, aseguró Cañete.


Críticas

Los vecinos de este distrito no coinciden con él. “Nos parece cuando menos sorprendente que se permita el uso de las plazas de aparcamiento de los edificios colindantes al del local de hostelería para instalación de terrazas solo con el permiso explícito de los titulares de derechos de los locales colindantes”, concretan.


Bajo su opinión, “se está dando potestad a un particular para decidir sobre el uso de un espacio público por el que todos pagamos impuestos, máxime cuando esta autorización afecta a todos los vecinos del edificio no solo a los locales”, concluyen.

Los vecinos del Ensanche piden recuperar las plazas de aparcamiento cedidas para las terrazas