El restaurante Eclectic busca un proyecto sostenible para apadrinarlo

Fotomontaje del restaurante Eclectic. Imagen cedida.
|

El restaurante Eclectic (Oliva, 3. A Coruña) ha puesto en marcha una iniciativa social y solidaria para apadrinar un proyecto sostenible. La propuesta está dirigida a proyecto o empresas de reciente creación,  relacionados con la sostenibilidad, en los ámbitos de la ganadería, la pesca, la agricultura o el sector de la hostelería. 


El proyecto elegido recibirá por parte del restaurante un apoyo consistente en comprar parte de su producción, darles visibilidad en sus canales de comunicación y redes sociales, proporcionar una red de contactos y darles apoyo estratégico para que desarrollen su iniciativa y comercialicen sus productos en el sector gastronómico. Desde el restaurante crearán una plataforma para empresas y proyectos sostenibles, para darlos a conocer dentro de la gastronomía. La plataforma será gratuita, abierta y aspiran a que sea un espacio en el que conectar productores y necesidades específicas de restaurantes de gastronomía especializada. Para participar, hay que inscribirse en este enlace.


“Estamos ansiosos de conocer todo lo que se está haciendo y sumar energías. Coruña y Galicia están llamadas a ser un referente en el ámbito de la sostenibilidad”, explican desde el restaurante, y añaden: 

"Estamos seguros que la forma de irrumpir en el mercado actual es mediante la calidad de trabajo bien hecho, la colaboración y el fortalecimiento de la economía circular". 


Compromiso con la sostenibilidad



El restaurante Eclectic abrió en 2016 de la mano de Paco Chicón y Sergio Musso. Desde el inicio la sostenibilidad fue un valor transversal de su concepto y paulatinamente han ido incrementando su compromiso. En 2020 se comprometieron con un proyecto que recién nacía y se veía amenazado por la pandemia: Leiriñas de Uz, la única huerta de agricultura regenerativa que hay en España ubicada en Mariñas Coruñesas. Durante este tiempo han caminado, aprendido juntos y establecido sinergias. El trabajo de visibilidad y colaboración les ha llevado a abrir mercado e incluso han vendido toda la producción de crosnes (un tubérculo muy apreciado) a Rodrigo de la Calle, chef con una estrella Michelin. 


Por otro lado, la cooperación con La Casa Museo Pardo Bazán ha sido otro de los ámbitos que han visto la luz dentro del ámbito de la economía circular con muy buen feedback por parte de quienes han realizado la experiencia.





El restaurante Eclectic busca un proyecto sostenible para apadrinarlo