El pleno de Ourense bloquea por tercera vez la residencia Amancio Ortega

|

El pleno de Ourense ha bloqueado por tercera vez el cambio de uso de la parcela para la puesta en marcha de la construcción de la residencia de mayores financiada por la Fundación Amancio Ortega que supondrá la creación de 120 plazas en la ciudad.


Por tercera vez consecutiva, los dos principales grupos de la oposición, PSOE y BNG se han abstenido en este punto al igual que lo han hecho las dos concejalas díscolas de Democracia Ourensana, Maite Garrido y María Dibuja, y cuya abstención fue decisiva, toda vez que el tercer edil no adscrito, Miguel Caride, sí votó a favor del geriátrico.


De nuevo, la moción se ha quedado a un voto para poder ser aprobada.


Después de tres rechazos consecutivos, el alcalde Gonzalo Pérez Jácome, ha anunciado que pedirá a la Xunta de Galicia que recurra a la Ley exprés para activar el proyecto sin necesidad de pasar por el pleno municipal.


Esta norma aprobada en 2016 fue utilizada por la Xunta para desbloquear inversiones de forma puntual por problemas con planes urbanísticos.


En su intervención, Jácome ha avanzado que explorará esa vía después de que el grupo de gobierno -PP y DO- se haya quedado de nuevo a un voto de los catorce requeridos para su aprobación.


Así, ha asegurado que el voto en contra de las dos concejales díscolas evidencia “quienes son las traidoras” y de “qué calaña son”. Para Jácome, esta abstención refleja que su intención es “ir en contra de todo lo que impulse el alcalde” además de que demuestra “les importa un bledo lo que le ocurra a la ciudad”.


“Van a intentar hacer todo el daño que sea posible a Ourense”, ha zanjado.


Los grupos de la oposición han justificado este nuevo portazo a que “no hay garantías legales y jurídicas” de que el futuro proyecto atienda las reivindicaciones vecinales relativas a crear zonas verdes y sendas peatonales. Además, apelan a la necesidad de llegar a consenso previo de toda la corporación.


El portavoz del BNG, Luís Seara, ha advertido de que el convenio suscrito entre la Xunta y la Fundación Amancio Ortega mantiene “la inseguridad jurídica” y aclara que hay otras ubicaciones más idóneas para la realización de la futura residencia.


En la misma línea, Natalia González (PSOE) ha criticado “el uso partidista” de esta infraestructura para desviar la atención por el proyecto de la estación de autobuses.


Además, ha afeado al gobierno local que no pusiera encima de la mesa ninguna alternativa tras recordar que hubo parcelas a disposición del ayuntamiento para esta construcción.


Frente a las críticas, la portavoz del PP, Sonia Ogando, ha criticado “el bloqueo” de BNG y PSOE al cambio de uso de los terrenos y ha advertido de que “los únicos perjudicados por la incompetencia del BNG y PSOE son los ciudadanos”.


El PP ha defendido la necesidad de contar con la residencia de la tercera edad financiada por la Fundación Amancio Ortega en la ciudad de Ourense para atender la demanda existente.


En este sentido, la concejala popular ha asegurado que se trata de un “servicio público” muy demandado por la ciudadanía y que supondrá la creación de 120 plazas y 110 puestos de trabajo, todo ello, “a coste cero” para las arcas municipales.

El pleno de Ourense bloquea por tercera vez la residencia Amancio Ortega