La quema de plásticos y fertilizantes de invernaderos genera una nube tóxica en La Palma

|

Las coladas de lava del volcán de La Palma ha incendiado este martes varios invernaderos y ha quemado plásticos y fertilizantes que han generado una nube tóxica que se ha diluido sin mayores problemas en la atmósfera y que no ha afectado a ninguna persona.


Así lo ha informado el director del Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca), Miguel Ángel Morcuende, que ha comparecido en rueda de prensa junto a la portavoz del comité científico del Pevolca, María José Blanco, directora del Instituto Geográfico Nacional (IGN) en Canarias.


Miguel Ángel Morcuende ha explicado que el magma ha quemado plástico de invernaderos y fertilizantes -que son explosivos- y alrededor de las 13.00 horas se ha podido observar sobre la zona de El Pampillo una nube con elementos tóxicos que se ha diluido de forma "más o menos rápida".


Morcuende apuntó que la Unidad Militar de Emergencias (UME), a petición de la dirección del Pevolca, se ha encargado del seguimiento de esta nube tóxica que sólo ha tenido incidencia en un radio "muy claro y menor" a la zona de exclusión por el volcán.


Según los datos recogidos por la UME, en dicha nube se ha observado amoniaco y tricloruro de boro, sustancias tóxicas que, según el director del Pevolca, "se han diluido perfectamente en la atmósfera, sin afectar a personas".


No obstante, todas las personas que se encontraban en las inmediaciones fueron evacuadas para que no sufrieran ningún tipo de daño.


La quema de plásticos y fertilizantes de invernaderos genera una nube tóxica en La Palma