El Puerto acelera el proceso de expropiaciones para la conexión ferroviaria en octubre

Plano facilitado por la Autoridad Portuaria
|

El tiempo para construir la conexión ferroviaria de Punta Langosteira se le está echando encima a la Autoridad Portuaria. La obra se financiará con fondos europeos Next Generation, así que debe estar finalizada para agosto de 2026. Por eso el presidente del Puerto, Martín Fernández Prado, anunció que se está adelantando lo más posible el proceso de las expropiaciones, sin respetar el descanso de agosto. El objetivo es que la lista de fincas a expropiar se haga pública en octubre.

Se van a expropiar aproximadamente 105 fincas, de las cuales 64 se ubican en el municipio de Arteixo, y 41 en el de A Coruña, pero no afectará a viviendas ni a ninguna otra clase de construcciones porque el 80% del trazado, aproximadamente, es subterráneo. En efecto, durante los 6,5 kilómetros de recorrido de la vía férrea se encuentran tres túneles. Eso permite limitar las expropiaciones. “Estas 105 fincas ocuparán 112.000 metros cuadrados de terreno”.



Un elemento imprescindible


Punta Langosteira lleva años funcionado, pero el tráfico de graneles, como los hidrocarburos, necesita ser transportado en tren. Por eso no podrá desarrollarse el Puerto Exterior hasta ser realmente viable mientras no haya una vía férrea que lo conecte con el resto de España. “Ese tren es imprescindible, un elemento clave”, recalca Prado.

El proyecto se divide en tres partes: el norte, que comunica por Pocomaco con la salida al tren hacia A Coruña y Betanzos; los ramales interiores del propio puerto (y que por tanto no necesitan expropiaciones) y el ramal sur, que todavía está pendiente de proyecto y que por tanto, no precisa de expropiaciones.

Es decir, que se va a licitar en los próximos días la primera parte del proceso de expropiaciones: la asistencia técnica del ramal norte. “Es un paso muy importante, y contamos con que las expropiaciones públicas se han públicas en octubre, pero estamos adelantando el trabajo para que, en el momento en el que se pueda expropiar, se tenga avanzado el trabajo”. Se identificará a los propietarios, se valorará las fincas y se preparará toda la documentación necesaria para licitar cuanto antes la obra. “Es un objeto complejo porque son muchos los trámites que hay que hacer”, reconoció Prado.

Para licitar la obra del tren se necesitan no solo tener listas las expropiaciones, el visto bueno del proyecto por parte del Ministerio de Transportes y la firma del convenio entre las administraciones competentes. “Vamos a intentar que sea cuanto antes, si puede ser, dentro de este año”, explicó el presidente del Puerto, aunque él mismo admitió que se trataba de un “objetivo muy ambicioso”.



Retraso previsible


Para avanzar la firma del convenio entre las cuatro administraciones, comentar que el siguiente paso para avanzar es la firma del convenio que está pendiente del visto bueno del ministerio. “Será lo que nos permita dar el visto bueno a los informes técnicos, así que es previsible que tengamos algún pequeño retraso, pero estamos trabajado con la máxima intensidad”, aseguró Prado.

En cualquier caso, la confirmación de que la conexión recibirá los fondos Next Generation (que se recibió en una reunión entre el anterior ministro de Transporte, José Luis Ábalos, y el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo), en el mes de marzo, ha sido el pistoletazo de salida. 

El Puerto acelera el proceso de expropiaciones para la conexión ferroviaria en octubre