A Coruña tiene listos los semáforos de las playas por si debe controlar aforos

El año pasado se registraron algunas colas en los accesos a las playas de A Coruña | AEC
|

El Ayuntamiento de A Coruña tiene preparado el control de accesos a los arenales de la ciudad para activar en caso de que la Xunta establezca restricciones para este verano similares a las de 2020, el primero desde el inicio de la crisis del covid-19. En este sentido, el sistema de semáforos instalado meses atrás está listo para volver las playas de la ciudad en caso de que así lo determinen las autoridades sanitarias para contener el coronavirus, confirmaron desde María Pita.


Estos semáforos, instalados en los arcos colocados en el acceso a cada arenal, indicaban a través de sus colores si éstos todavía podían recibir más bañistas o si, por el contrario, el aforo máximo permitido en ese momento ya estaba completo, con lo que unos esperaban y otros desistían para acercarse a alguna playa próximo o del área de A Coruña. 


El verano pasado, el primero con estas medidas, se colocaron catorce arcos en los arenales coruñeses


Así, estos dispositivos emitían una luz verde cuando las playas todavía no habían completado su cupo de personas; el color era ámbar cuando la capacidad estaba cerca de completarse; y rojo cuando no podían acceder más.


Cuando el arenal estaba lleno, indicado a través de la citada luz roja, quien quisiera acceder al mismo tenía que aguardar hasta que algún bañista se decidiese a salir, liberando así el aforo.


El último verano, con la intención de que los arenales sean seguros y se respeten las medidas de distancia y de aforo, A Coruña instaló catorce áreas de control de accesos: cuatro en Riazor, otros cuatro en el Orzán, dos en el Matadero, uno en As Lapas, dos en San Amaro y uno en la de Oza.


Los sistemas  no solo contabilizan usuarios sino  que dan información de la capacidad  en tiempo real


A través de estos sistemas se medían los aforos y se ofrecía en tiempo real cuál era la capacidad en ese momento a través de paneles situados en distintos puntos y de la web de Medio Ambiente, que se podía consultar a través del móvil, con un enlace o con un código QR.


Por otra parte, lo que sí descartó la alcaldesa, Inés Rey, en su intervención semanal en una emisora de radio, es permitir el acceso de animales a los arenales similar al aprobado hace solo unos días en Sada. “No está previsto”, indicó la regidora de A Coruña.


Así, según indicaron desde María Pita este es uno de los requisitos que se establece para optar a bandera azul, siendo cinco las que, por cuarto año consecutivo, ondearán en las playas de la ciudad: Riazor, Orzán, As Lapas, San Amaro y Oza. 

A Coruña tiene listos los semáforos de las playas por si debe controlar aforos