Comer en Ferrol: Casa Sedes

El codillo al horno es otra de las especialidades de Casa Sedes | CEDIDA
|

Casa Sedes es uno de los establecimientos que forman parte de la oferta gastronómica de Ferrol que apuesta por algo muy codiciado por cualquier comensal: los platos de una cocina que pudiera parecerse más a los de una abuela que a los de un restaurante convencional. La reina de la casa es la empanada y es que pocos pueden resistirse al buen sabor de esta delicia que se prepara de forma artesanal y que hace las delicias de los clientes. De hecho, los platos favoritos de los comensales respiran tradición en Casa Sedes: ensaladilla, empanada, codillo al horno y los tradicionales callos no pueden faltar en su carta. Precisamente esa es la esencia que quieren trasladar con su cocina familiar en la que, según cuentan, solo entra materia prima de primera calidad.



Adaptada completamente a los nuevos hábitos de consumo marcados por la pandemia este local ferrolano se ha sumado a los restaurantes que ofrecen comida para llevar. De hecho, el restaurante está ultimando los detalles para ofrecer picnics para que los comensales puedan llevarse Casa Sedes a la playa, al monte o al campo, una experiencia que ya probaron durante las vacaciones de Semana Santa y que resultó ser un éxito.


En Casa Sedes se puede comer a precio muy asequible y es que la carta ofrece un amplio abanico de propuestas culinarias que van desde los cuatro a los 25 euros lo que convierten a Casa Sedes en una propuesta adaptada a todas las situaciones y, sobre todo, a todos los bolsillos.

Comer en Ferrol: Casa Sedes