Los pimientos más deseados del verano llegan desde las Rías Baixas

La temporada de pimientos de variedad Padrón arranca en mayo | CEDIDA
|

En apenas dos semanas arranca la temporada hortícola más esperada por los amantes de la buena mesa: la del pimiento de Padrón, un bocado al que es difícil resistirse y que nos recuerda que se acerca el verano y todo lo que marida bien con él: comidas al aire libre, barbacoa y cenas con brisa marina. Y, por eso, los agricultores se preparan para una de las épocas del año más importantes para comercializar este manjar que llegará a las mesas desde principios de mayo hasta bien pasado el verano. En el Salnés se encuentra la cooperativa Horsal, con casi un centenar de productores que trabajan en pequeñas explotaciones familiares cuya sede se encuentra en Cambados, en el corazón de las Rías Baixas. Esta agrupación agrícola inició su trabajo en los años 80, en una época en la que existía en la comarca mucha sensibilización por las cooperativas como herramienta de dinámica social. En aquel momento se producía mucha judía que después quedó desplazada por la producción marroquí, pero en Horsal hicieron de la lechuga, el tomate y el pimiento variedad Padrón sus productos más destacados.


La vida sana y las nuevas tendencias de veganos y vegetarianos han hecho que este sector se mantenga estable porque según el gerente de Horsal, Fernando Veiga, “el consumo tiende a subir porque la población cada vez se cuida más”. De esta cooperativa de Cambados salen las verduras que se pueden adquirir en supermercados y grandes áreas comerciales y que llegan a las casas desde pequeñas huertas bañadas por las Rías Baixas.


A061



Pimientos variedad Padrón

Los pimientos de este año prometen, ya que el gerente de Horsal asegura que a pesar de que 2020 haya sido un año nefasto para la sociedad en general, la producción para ellos ha sido muy buena. La pregunta es obligada, ¿por qué unos pimientos pican más que otros? Este tipo de pimiento es una variedad que originariamente se caracteriza por tener una concentración de capsaicina variable, que es la sustancia que produce esa picazón. Este componente se acumula más en condiciones de estrés, como fuertes calores o la falta de agua que activan la producción natural de capsaicina lo que confirma el dicho popular: “pementos de Padrón, uns pican e outros no”. El precio de los pimientos se estabiliza una vez iniciada la época estival, cuanto menos hay más preciado es el rico manjar.


La temporada de verano se completa con el tomate y las lechugas, que son junto al pimiento los bestseller de esta cooperativa del Salnés, que además dispone de tienda online para los que no se quieran resistir a sus sanas y deliciosas verduras.

Los pimientos más deseados del verano llegan desde las Rías Baixas