Las fuertes lluvias del fin de semana dejan inundaciones en los barrios de Os Mallos y O Castrillón

Salida del aparcamiento subterráneo a la altura de la plaza del Padre Rubinos | javier alborés
|

Las fuertes lluvias de este fin de semana dejaron imágenes de riadas en varios puntos de la ciudad. En Os Mallos provocaron la inundación del aparcamiento subterráneo por la acumulación de barro que arrastró el agua desde las obras en la plaza de Padre Rubinos.


El presidente de Distrito Mallos, José Salgado, que regenta el parking, asegura que han estado todo el fin de semana retirando agua del interior. “Se inundó el sábado y tuvimos que estar horas y horas quitando el agua, que venía con barro desde estas obras y provocó el atasco del aparcamiento. En las alcantarillas, en vez de chupar agua, parece que la escupía y no conseguía tragarla”, dice. Ayer la situación era de normalidad, aunque “todavía quedaban restos en algunas plazas”, comenta.


En relación con las obras en esta plaza del distrito, denuncia la incomodidad que supone el amplio vallado que rodea la zona. “Entendemos que por seguridad tengan que vallar toda la plaza, pero sí que llegan quejas de la gente, porque hay que dar una vuelta y se pierde bastante tiempo a la hora de ir caminando”.


Todo ello, unido a las obras en la avenida dos Mallos, deja un clima de molestia en los vecinos del barrio, y es que, por ejemplo, hay bastantes problemas a la hora de aparcar en la calle. “Hay mucha dificultad para encontrar sitio para aparcar, por lo que pedimos rapidez en la ejecución de ambas obras. Incluso los taxis han tenido que cambiar su parada de sitio por todo esto”, afirma Salgado.


Si bien el Partido Popular anunció que llevará al pleno el “ninguneo” que está sufriendo este barrio coruñés por parte del Gobierno local, el presidente de Distrito Mallos sostiene que “no nos sentimos ninguneados”. “No es por defender a ningún partido, pero a nosotros nos han atendido en todo momento y estamos contentos porque nos han acompañado en varias visitas”, relata.


O Castrillón

Desde la Asociación de Comerciantes de O Castrillón, Eirís y Monelos (Acocem) denunciaron también los daños provocados por la repentina inundación del sábado y pide al Ayuntamiento que instale “válvulas antirretorno” en la red de pluviales, en el entronque de acometidas de edificios situados en los niveles más cercanos al del mar. Así se evitaría que, cuando una tromba de agua coincida con la pleamar, el sistema saturado expulse de vuelta el agua.


Ponen como ejemplo el cruce Vicente Aleixandre con Camino de la Iglesia que recoge las aguas que bajan de Antonio Noche, y que acabó produciendo una inundación en el garaje comunitario del número uno de Vicente Aleixandre.


Conviene recordar que estos chaparrones pueden volverse más habituales a medida que cambia el clima, y se concentran más las precipitaciones en forma de fenómenos climáticos vientos, por lo que creen que conviene tomar precauciones.

Las fuertes lluvias del fin de semana dejan inundaciones en los barrios de Os Mallos y O Castrillón