A Coruña y Avilés se unen para pedir un plan de futuro para Alu Ibérica

Los empleados volvieron a pedir ayer la intervención de la planta | Pedro puig
|

La alcaldesa de A Coruña, Inés Rey, viajó ayer a Asturias para reunirse con su homóloga en Avilés, Mariví Monteserín, y con los comités de empresa de las plantas de Alu Ibérica en ambas ciudades, para abordar las actuaciones a seguir para tratar de garantizar el futuro de las dos factorías.


Las dos regidoras harán frente común para solicitar tanto al Estado español, como a la Xunta de Galicia, la convocatoria urgente de la mesa de seguimiento de Alu Ibérica, para tratar de imponer una solución inmediata que pueda salvar la actividad industrial de las fábricas alumínicas coruñesa y avilesina.


Cabe recordar que en la primera semana del pasado mes de febrero, el comité de empresa de la planta coruñesa enviaba una misiva, a través de la subdelegación del Gobierno, a la ministra de Industria, Reyes Maroto, para solicitar la convocatoria de esta mesa de seguimiento.


Rey apuntaba a que entiende que Alcoa “é a máxima responsable dos incumprimentos” de los acuerdos fijados en el proceso de venta de ambas factorías.


Añadía la alcaldesa herculina que la petición conjunta no es solo para efectuar un seguimiento, “senón una mesa xeral para garantir os investimentos, os postos de traballo e un proxecto para o aluminio con independencia do camiño xudicial ao que non podemos agardar posto que urxe darlle una solución inmediata da man dos traballadores e das institucións con competencias na materia”.


Rey apuntaba también que en el pasado “xa solicitamos que se analicen polo miúdo as sucesivas vendas de Alcoa a Parter Capital primeiro e ao Grupo Riesgo despois” y añadía que sigue “con moita atención os distintos procedementos xudiciais abertos sobre as ditas transaccións, tamén o que está en curso na Audiencia Nacional no que se dirime a legalidade da venda por non terse cumprido os termos dos acordos asinados”.


Concentración

La alcaldesa de A Coruña afirmaba también que está haciendo “todo o que está nas nosas mans en apoio do persoal traballador e das súas demandas, e saben que poderán contar con nós no que precisen”.


Un personal que, ayer por la tarde, unas horas después de la reunión de Asturias, volvía a manifestarse a las puertas de la planta coruñesa, como llevan haciendo ya meses. De nuevo, igual que en todas sus protestas anteriores, piden actuaciones por parte de las administraciones, además de la intervención para asegurar el futuro industrial. 

A Coruña y Avilés se unen para pedir un plan de futuro para Alu Ibérica