Una decisión que nadie entiende

Turistas en Menorca | aec
|

Ya son multitud quienes no terminan de comprender esa normativa española por la que los gallegos, por ejemplo, no podemos ir a Asturias a comernos una fabada pero un ciudadano de Berlín se lo puede pasar bomba en Mallorca o Fuerteventura como si no hubiera un mañana. Bruselas ya le pidió al Gobierno “Coherencia” (como si eso fuera a ser posible). Y, ahora, son los socios del Ejecutivo los que aseguran que tampoco entienden esta controvertida decisión En el fondo está la idea de salvar el turismo, pero turismo también hay en Galicia o Asturias así que, una vez más, parece que aquí lo que cuenta es salvar solo a unos cuantos.

Una decisión que nadie entiende