El BNG advierte: romperá el pacto con Inés Rey si se venden los terrenos portuarios

El muelle de San Diego es el último que cesará su actividad | pedro puig
|

Las últimas noticias sobre el Puerto han despertado los recelos del BNG, dado que tras la reunión entre el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, no se aceptó la condonación de la deuda de 200 millones de euros. Sobre la mesa continúa abierta la venta de los muelles interiores (como San Diego) para sanear las cuentas, así que el portavoz del grupo municipal del Bloque, Francisco Jorquera, advirtió ayer de que daría por roto el acuerdo de investidura que firmó con el PSOE en junio de 2019 si se privatizaran los muelles.


Jorquera recordó que se trata de una cuestión clave para el futuro de la ciudad y explicó lo que ocurriría si no hubiese condonación o una solución análoga (que el Estado invirtiera 200 millones de euros en la reforma del puerto interior) y si entendiera que el Estado apuesta por especular con los terrenos con el aval del Gobierno local. “Pois obviamente o consideraríamos un incumprimento gravísimo do acordo de Investidura e o BNG actuaría en consecuencia, exercendo de forma contundente o labor de oposición e postulándose como alternativa”, dijo Jorquera. Hay que señalar que en el grupo municipal del BNG siempre ha adoptado un tono moderado en la oposición, pero su efecto en uno u otro sentido es limitado puesto que solo cuenta con dos concejales.


Por su parte, la alcaldesa, Inés Rey, señaló que la idea de su Gobierno siempre ha sido “abrir los muelles a la ciudadanía”. Es decir, mantenerlos públicos, y que la forma en la que se hará se decidirá dentro de la comisión de trabajo que se formará próximamente, y en la que estarán representadas todas las administraciones interesadas.


Rey replicó que “hay que elaborar los proyectos con el fin que no se bloqueen, para que no pase lo que en los últimos 17 años que no se llegó a ninguna parte” y consideró que “vamos por el buen camino”. Mientras tanto, el PP insiste en el protocolo de 2018, inspirado a su vez en los convenios de 2004, que apostaban por la explotación urbanística de los muelles. En 2018 la Xunta se había comprometido a invertir 20 millones en Calvo Sotelo y Batería para mantenerlos públicos. El 5 de abril, Feijóo y Ábalos vuelven a reunirse. 

El BNG advierte: romperá el pacto con Inés Rey si se venden los terrenos portuarios