Cualquier pretexto vale para el amor

Miley Cyrus, en un acto benéfico | AEC
|

Esta es una historia de chico sueña con chica inalcanzable y aprovecha su momento de gloria para declararse. Él es un luchador cubano de treinta años y ella, Miley Cyrus. Con este punto de partida la cosa solo podía ir a más. Él le pidió una cita por San valentín tras ganar su combate, ella le retó a afeitarse sus iniciales en su velludo pecho para conquistarla, él respondió pidiéndole a ella un tatuaje de henna y han decidido aliarse por una buena causa y pedir a sus fans que donen dinero a una ONG si quieren ver su cita. Hay parejas con menos base que esta.

Cualquier pretexto vale para el amor