Una pulsera para los jefes preocupados

Dos trabajadoras, en una oficina | EP
|

Aunque a muchos les parezca propio de un universo paralelo, hay empresas en las que jefes y subordinados comparten barbacoas o retiros de fin de semana. Buenas ganas hay que tener para dedicar a eso el tiempo libre, estarán pensando algunos; pero, como decía aquel, “hay gente pa’to”. El caso es que con el teletrabajo y el desgaste anímico por la pandemia hay jefes preocupados por es estado emocional de sus trabajadores y de ahí que se haya diseñado una pulsera para informar apretando un botón de si están contentos o tristes. Fuera de Estados Unidos no tiene pinta de que vaya a triunfar.

Una pulsera para los jefes preocupados