Castilla-La Mancha ya registra a los clientes de hostelería con un código QR

|

Los bares, restaurantes y demás establecimientos de hostelería de Castilla-La Mancha, que este viernes ya pueden abrir sus puertas tras haber estado cerrados desde el 18 de enero, habrán de hacerlo con la aplicación de Ocio Responsable, que posibilita un registro de los clientes que facilitaría el rastreo de los brotes.

El Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM) publica hoy las nuevas medidas adoptadas por el gobierno regional para frenar los contagios de covid: el decreto de estado de alarma que establece la restricción de movilidad en los límites de la comunidad autónoma y las resoluciones con las medidas especiales, entre ellas la apertura de la hostelería hasta las 21:00 horas y el mantenimiento del toque de queda desde las 22:00.

Entre las nuevas normas para los establecimientos de hostelería se encuentra la obligación de los titulares de los locales de utilizar la aplicación Ocio Responsable, para colaborar con las autoridades sanitarias en la confección de un registro de información de todas las personas que accedan a sus establecimientos.

La toma de datos se hará a través de la citada app creada y gestionada por la comunidad autónoma y el responsable del tratamiento será la Dirección General de Salud Pública, para facilitar el rastreo de los brotes.

Su funcionamiento consiste, por un lado, en registrar a los clientes, generándoles un código QR con el que se identificarán cuando estén en uno de estos establecimientos, y por otro, registrar a los establecimientos y acceder a la aplicación, lo que les permitirá leer los códigos QR de los clientes que quieran acceder.

Los establecimientos deberán registrarse en la web proporcionada por el Gobierno de Castilla-La Mancha y descargarse la app Ocio Responsable; cuando un cliente llegue realizarán la lectura del código QR y la aplicación enviará los datos de acceso a los sistemas públicos, de tal forma que nunca se almacenarán, visualizarán ni manejarán los datos particulares de los ciudadanos (únicamente de forma agregada y por motivos estadísticos) en los bares y restaurantes .

Los clientes deberán también registrarse en la página web y recibirán su QR (cifrado y sin ninguna información personal) vía SMS, y así, cuando lleguen a un establecimiento deberán enseñar el QR en su móvil para que se les permita el acceso al mismo.

Las personas mayores de edad que accedan a estos establecimientos con menores de 14 años de edad serán responsables de facilitar a las autoridades sanitarias la información que les sea solicitada relativa a la identificación de estos menores.

La resolución de Sanidad especifica que el tratamiento de la información de carácter personal se hará de acuerdo a la normativa de protección de datos personales y garantía de los derechos digitales; los datos se conservarán 28 días naturales y después se eliminarán. 

Castilla-La Mancha ya registra a los clientes de hostelería con un código QR