El Palacio de la Ópera continúa con el plan de reformas y mantenimiento integral de sus instalaciones

Vista de los nuevos camerinos del Palacio de la Ópera
|

El Palacio de la Ópera continúa imparable con su plan de reforma y mantenimiento integral del edificio posmodernista que gestiona desde el año 1988.


Se trata de un proyecto que ha supuesto, por parte de la gestora, una inversión de más de un millón de euros durante los últimos tres años. Estos trabajos de acondicionamiento están focalizados en los camerinos, que ya estarían preparados para los próximos espectáculos que acoja el recinto en el futuro.

Se trata de un proyecto integral de reforma que dará paso a un tipo de camerino moderno y funcional, muy diferente del concepto clásico que alberga cualquier otro recinto de espectáculos.


Además, informan también que en la actualidad se están tapizando las butacas de la Sala de Cámara, que estarán listas cuando se retome la actividad.


Pero estos no han sido los únicos trabajos que se han realizado en este edificio cultural. Desde el pasado año 2017 ha habido modificaciones importantes en el auditorio principal, como lo son la renovación de todas las butacas, los cambios que se han realizado en el sistema de iluminación, así como la reforma integral de los suelos y de las paredes de este auditorio.


Asimismo, desde hace cuatro años se está desarrollando también un importante proyecto para la mejora del sistema de ventilación, con el fin de mitigar por completo el gas radón en el interior, cuyas filtraciones se miden periódicamente y, según los estudios realizados por el Laboratorio de Análisis de Radiaciones (LAR) de la Universidad de Santiago de Compostela (USC), se han encontrado siempre en niveles permitidos.


Otras mejoras

Otro de los cambios importantes que se ha realizado últimamente tiene que ver con el sistema de climatización del Palacio de la Ópera, que se cambió hace tan solo unos meses.

Además, durante los últimos dos años han sido muchos los trabajos de puesta a punto del histórico edificio cultural, desde la elevación de las barandillas de las escaleras, hasta la instalación de control en las puertas de acceso a los camerinos, pasando por la implementación de un nuevo y moderno sistema de alarmas o por la limpieza integral de toda la fachada del Palacio de la Ópera, que se ejecutó durante el año 2019.


El aparcamiento es otro de los espacios en los que se ha estado trabajando a lo largo del pasado año 2020, a través de la instalación de todo un sistema integral de gestión, que mejoró considerablemente la organización interior de los vehículos que acceden a la instalación.


Compromiso cultural

Por otro lado, el Palacio de la Ópera se encuentra ultimando la programación para el último semestre de este año 2021, para el que ya tiene cerradas numerosas contrataciones con promotores, tanto locales como nacionales.


De este modo, se pone de manifiesto, una vez más, la capacidad para involucrarse del Palacio de la Ópera, así como su compromiso con la cultura de la ciudad herculina.


Detrás de las obras de mejora del edificio posmodernistas hay, además, meses de intenso trabajo para adaptar este recinto cultural a las nuevas exigencias sanitarias derivadas, e impuestas, por la situación de pandemia que ha generado el coronavirus.


De hecho, la gestora del Palacio de la Ópera ha puesto en marcha una serie de medidas de ayuda y de apoyo a la denominada cultura segura y responsable, para que los eventos se puedan celebrar en las instalaciones con todas las garantías de seguridad.


El edificio, además, cuenta con un plan de contingencias muy exigente que cubre todos los aspectos referidos en las normativas higiénicas y sanitarias para la prevención del Covid-19.



El Palacio de la Ópera espera poder retomar su actividad coincidiendo con la temporada estival. En los próximas semanas, y esperando que la situación de pandemia mejore, se presentará la oferta de espectáculos y conciertos. 

El Palacio de la Ópera continúa con el plan de reformas y mantenimiento integral de sus instalaciones