Los hosteleros gallegos ven con esperanza la sentencia del Tribunal Superior del País Vasco

|

Hosteleros gallegos ven en la resolución del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, que autoriza la reapertura de bares y restaurantes al considerar que su actividad no está detrás del incremento de contagios por covid-19, “un halo de esperanza” para que su propia situación pueda reconducirse, dado que sus locales permanecen cerrados por orden de las autoridades sanitarias.

El presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería e Turismo de Lugo (Apehl), Cheché Real, dijo que esa resolución judicial, “que todavía no es firme, porque cabe la interposición de recurso por parte del gobierno vasco”, es en todo caso “un halo de esperanza para el sector”.

Lo es, aclaró Real, porque “nos da la razón en lo que llevamos tanto tiempo sosteniendo y manteniendo”, que “la hostelería no es la culpable” de la propagación del covid-19.

Viene a decir, interpreta el portavoz de los hosteleros lucenses, “que los contagios no están en los establecimientos de hostelería, como quieren hacernos ver los gobiernos central y autonómico”.

“Somos el único sector que, desde el 14 de marzo, ha estado limitado, cerrado y restringido”, dijo Real, a pesar de que la inmensa mayoría de los profesionales han cumplido escrupulosamente las normas decretadas por las autoridades sanitarias para frenar la pandemia.

En ese sentido, también considera muy positiva para los intereses del sector la resolución del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco de cara a una posible “reclamación de indemnizaciones por el quebranto económico” que están provocando en los negocios de hostelería las medidas sanitarias.

“Conculcan nuestro derecho a poder trabajar, a pesar de que cumplimos todos los requisitos legales para hacerlo”, concluye. 

Los hosteleros gallegos ven con esperanza la sentencia del Tribunal Superior del País Vasco