lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Corea del Norte anuncia la prueba de un nuevo misil intercontinental de gran alcance

El líder norcoreano acompañado de su hija durante el lanzamiento del misil ‘Hwasong-17’ | Ep

Corea del Norte informó ayer de que probó en su último test un nuevo misil balístico intercontinental ‘Hwasong-17’, el de mayor potencial de alcance de su arsenal, una prueba que fue supervisada por el líder, Kim Jong-un, en compañía de su hija, en lo que supone la primera aparición oficial de su prole.


La agencia estatal de noticias norcoreana KCNA confirmó el éxito del lanzamiento de la víspera, en el que se probó “un nuevo misil balístico intercontinental ‘Hwasong-17’” al que el régimen definió como “un hito crucial en el fortalecimiento de las fuerzas nucleares” del país.

 

Situación en la región


El proyectil voló 999,2 kilómetros con un apogeo de 6.040,9 kilómetros antes de caer en aguas del mar de Japón, según detalló KCNA, datos que están en línea con los análisis llevados a cabo por las fuerzas armadas de Tokio y Seúl. El test “tenía como meta determinar la fiabilidad operativa” del proyectil y Kim aseguró que el país logró “otra capacidad poderosa y fiable capaz de disuadir cualquier amenaza nuclear”.


El líder norcoreano dijo que “la peligrosa situación” que se vive en la región, marcada por los repetidos test de armas norcoreanas y las grandes maniobras militares de Seúl y Washington, exige “de manera aún más urgente” a su país “acelerar el fortalecimiento de la disuasión nuclear de manera abrumadora y considerable”.


Kim acusó a Corea del Sur y EEUU de estar “empeñados” en llevar a cabo “ejercicios de guerra agresivos que perturban la paz y estabilidad de la península de Corea y la región”, y afirmó que cuanto más intente EEUU fortalecer la llamada disuasión ampliada “más ofensiva se tornará nuestra respuesta militar”.


La disuasión extendida o ampliada es la expresión con la que se denomina al compromiso adquirido en mayo por Washington con Seúl, que consiste en el envío de activos estratégicos estadounidenses a la península coreana en función de las acciones de Pionyang.

 

Seúl y Washington


El de este viernes fue posiblemente el primer lanzamiento verdaderamente exitoso del misil ‘Hwasong-17’, que tiene el mayor potencial de rango dentro del arsenal norcoreano (unos 15.000 kilómetros), y que ya realizó vuelos de prueba este año, pero sin verdadero éxito, según diversos analistas y el ejército surcoreano. Tras la publicación de los detalles del lanzamiento, los ejércitos de Corea del Sur y EEUU llevaron a cabo ayer unas nuevas maniobras aéreas en las que participó un bombardero supersónico ‘B-1B’ estadounidense y cazas ‘F-35A’ y ‘F-16’. 

 

Los aliados ya llevaron a cabo otros ejercicios aéreos en la víspera, horas después del lanzamiento, como las fuerzas armadas de EEUU y Japón, después de que el misil cayera en aguas a unos 200 kilómetros al oeste de la región septentrional.


El ejercicio de ayer tuvo como objetivo “mejorar las capacidades de defensa combinadas” en el marco de la “disuasión extendida”, según informó el Estado Mayor Conjunto, que añadió que Seúl y Washington “seguirán cooperando estrechamente” para vigilar a Pionyang y “mejorar su respuesta conjunta”. La tensión en la península coreana está alcanzando cotas inéditas ante las repetidas pruebas de armas norcoreanas, las maniobras de los aliados y la posibilidad de que el régimen de Kim Jong-un ya esté listo para realizar su primera prueba nuclear desde 2017. 

Corea del Norte anuncia la prueba de un nuevo misil intercontinental de gran alcance

Te puede interesar