eeuu

Arracan los alegatos finales en el juicio por la muerte de George Floyd

Serán 12 miembros los que deliberarán y dictarán el veredicto final

Biden logra su primera victoria en el Congreso con la aprobación del plan de rescate

El Senado de Estados Unidos aprobó este sábado un plan de estímulo de 1,9 billones de dólares para aliviar la devastación económica provocada por la pandemia, lo que supone la primera victoria legislativa del presidente estadounidense, Joe Biden.El paquete de rescate, el tercero aprobado en Estados Unidos desde que comenzó la pandemia hace un año, incluye nuevos pagos directos de 1.400 dólares a los contribuyentes que tengan ingresos inferiores a los 80.000 dólares anuales, además de fondos para Gobiernos locales y estatales, vacunas y reapertura de escuelas.Por 50 votos a favor y 49 en contra, el Senado dio luz verde por un estrechísimo margen al llamado Plan de Rescate Estadounidense, que la Cámara de Representantes ya aprobó hace una semana."Este proyecto de ley dará más ayuda a más gente que nada que haya hecho el Gobierno federal durante décadas", celebró antes de la votación el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer.El proyecto de ley deberá superar ahora una votación final en la Cámara de Representantes para aprobar los cambios que se han hecho en el Senado y después se enviará a la Casa Blanca para que Biden lo firme, probablemente a mediados o finales de la semana que viene.Esta es la primera victoria legislativa de la Presidencia de Biden, quien ha convertido en su principal prioridad el alivio de los efectos de la pandemia y ha contado para ello con el apoyo de la mayoría demócrata en el Senado, que votó en bloque a favor del proyecto.Fuerte oposición republicanaLa oposición republicana, en cambio, criticó este rescate como "excesivamente costoso" y opinó que era demasiado pronto para aprobarlo, dado que se están desembolsando aún los fondos del plan de estímulo impulsado en diciembre."El Senado nunca se ha gastado casi dos billones de dólares de una forma más aleatoria", se quejó el líder de la minoría republicana, Mitch McConnell.Los 49 votos en contra registrados este sábado pertenecían en su totalidad a republicanos, en una muestra de la fuerte oposición que generan entre los conservadores las políticas de Biden a pesar de las peticiones de unidad del nuevo mandatario.Aunque el Senado está dividido por igual en 50 escaños de demócratas y otros 50 de republicanos, en esta ocasión no hizo falta que la vicepresidenta, Kamala Harris, deshiciera ningún empate en su calidad de presidenta de la Cámara Alta, pues un senador conservador, Dan Sullivan, se encontraba ausente por motivos personales.La votación se produjo después de una maratoniana sesión que comenzó la mañana del viernes y, después de una larga pausa, se alargó durante toda la noche y toda la mañana del sábado, debido a los intentos de los republicanos y algunos demócratas de añadir enmiendas al proyecto.Este es el tercer rescate de la economía que aprueba el Congreso estadounidense desde que comenzó la crisis del Covid-19, tras el de 900.000 millones de dólares que el Congreso impulsó en diciembre y el de 2,2 billones de dólares refrendado en marzo de 2020, que fue el mayor de la historia del país. 

EEUU afirma que China no ha dado "suficientes datos originales" sobre el coronavirus

La OMS descartó la posibilidad de que se crease en un laboratorio

El primer mes de Biden: un récord de decretos y escollos en el Congreso

Biden tiene las mayorías más estrechas posibles, y es improbable que casi ningún republicano vote por sus políticas", recordó a Efe un historiador presidencial en la Universidad de Albany, Bruce Miroff.Eso implica que Biden tendrá mejores perspectivas de aprobar los puntos de su agenda que generan consenso en el país, como el paquete de rescate económico, que los que se perciben como más "progresistas", como la reforma migratoria y otros temas sociales, opinó Miroff.TRES GRANDES PRIORIDADESAunque la polarización en el Congreso ha obligado al Gobierno de Biden a aceptar que muchos cambios no llegarán tan rápido como les gustaría, la Casa Blanca insiste en que no ha mermado su sentido de urgencia, especialmente en lo relativo a la campaña de vacunación contra la covid-19 y el rescate de la economía.En ese último punto, ya hay fecha límite: la Casa Blanca quiere que el Congreso lo apruebe antes del 14 de marzo, cuando caducan ayudas clave para el desempleo, y todo apunta a que los demócratas recurrirán a una maniobra legal para poder aprobar el paquete en el Senado incluso si no cuentan con apoyos entre los republicanos.Biden también necesitará la ayuda del Congreso, así como de los sindicatos de profesores, para la segunda gran prioridad de sus primeros 100 días, que terminan el próximo 30 de abril: lograr que vuelvan a abrir la mayoría de las escuelas que enseñan a menores de 14 años, ahora cerradas debido a la pandemia.En cuanto a la campaña de vacunación, Biden va camino de cumplir su promesa de administrar al menos 100 millones de dosis en sus primeros 100 días en el poder, y ha alcanzado una media de 1,5 millones de vacunas administradas al día en el país, según la Casa Blanca."El Gobierno está avanzando mucho en cuanto a la distribución de las vacunas, teniendo en cuenta lo poco preparado que estaba todo cuando llegaron al poder", aseguró a Efe Alasdair Roberts, profesor de Políticas Públicas en la Universidad de Massachusetts.LA GRAN DISTRACCIÓN: EL JUICIO POLÍTICO A TRUMPPara Biden también ha sido frustrante que el juicio político por el asalto al Capitolio, que terminó hace una semana con la absolución de Trump, absorbiera casi todo el tiempo del Senado y la atención de Washington durante parte de su primer mes."Eso ha retrasado la confirmación de algunos de los nominados de su gabinete", observó para Efe Karen Hult, experta en la Presidencia estadounidense en la universidad de Virginia Tech.Hasta ahora, el Senado solo ha confirmado a 7 de los 23 nominados para el gabinete de Biden, con ausencias tan notables como los candidatos a secretario de Salud o de Justicia; frente a los 11 que se ratificaron tanto durante el primer mes de Trump como durante el primero de Barack Obama (2009-2017).DEL CAOS A LA CALMAEn el plano internacional, Biden ya ha tomado medidas importantes como el regreso de Estados Unidos al Acuerdo de París sobre el clima, y ha asegurado a los aliados más preocupados por el aislacionismo de Trump que su Gobierno está dispuesto a implicarse de nuevo en la escena global, incluida la lucha contra la pandemia.El caos que marcó el primer mes de Trump en el poder ha brillado por su ausencia en el mismo periodo de Biden, aunque su Casa Blanca sí ha tenido que afrontar un pequeño escándalo, el generado por un portavoz que tuvo que renunciar después de amenazar a una periodista que iba a publicar información sobre su vida sentimental.Y atrás quedaron los tuits con anuncios rompedores que definieron la Presidencia de Trump: la cuenta de Biden en Twitter, @POTUS, solo emite cuidados mensajes con posturas ya expresadas por su Gobierno.

Biden declara "desastre mayor" en Texas tras el devastador temporal

El presidente de EE.UU., Joe Biden, declaró un "desastre mayor" en Texas, uno de los estados más golpeados por el temporal que ha causado al menos 59 muertos en el país, y dispuso destinar asistencia federal para apoyar los esfuerzos estatales y locales para recuperar las zonas afectadas.La Casa Blanca anunció este sábado en un comunicado que el gobernante adoptó la decisión el viernes, lo que pone de inmediato a disposición de más de 70 condados recursos federales.Las tormentas que han asolado a Texas en los últimos días dejaron a oscuras a millones de usuarios, aunque ya se ha ido restableciendo paulatinamente el suministro eléctrico, y colapsaron los sistemas públicos de agua en distintas zonas."La asistencia puede incluir subvenciones para viviendas temporales y reparaciones de casas, préstamos de bajo costo para cubrir las pérdidas de propiedades no aseguradas y otros programas para ayudar a los individuos y a los propietarios de negocios a recuperarse de los efectos del desastre", señaló la nota.Los recursos, añadió el comunicado, "también están disponibles para los gobiernos estatales y locales elegibles y ciertas organizaciones privadas sin fines de lucro sobre una base de costo compartido".Este viernes, el gobernador de Texas, Greg Abbott, informó que su prioridad "inmediata" es continuar en las tareas de restablecimiento de la energía eléctrica en los hogares, que aclaró ya no se debe a la falta de generación sino a la caída de líneas o a la necesidad de reconexión manual del servicio.Otra de las tareas urgentes por acometer es restaurar el servicio de agua, para lo cual se han dispuesto laboratorios móviles de análisis del líquido, se han renovado las licencias de decenas de plomeros locales y se está coordinando la llegada de otros procedentes de zonas cercanas.Abbott confirmó que han entregado más de 1,7 millones de botellas de agua a las comunidades, en muchas de las cuales permanece vigente la recomendación de hervir el agua que reciben por las tuberías.A raíz del temporal, Luisiana y Oklahoma también emitieron declaraciones federales de desastre, lo que facilita que la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés) traslade equipos y recursos a esas zonas.