lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Furancho Brasa Clandestina, carne buena y barata con Solete de Repsol

El comedor de la parte de arriba de Furancho Brasa Clandestina I CEDIDA

En la Rúa Costa da Unión, entre la Avenida de Arteixo y Juan Flórez, se encuentra Furancho Brasa Clandestina, un local que sorprende desde la misma entrada. Detrás de una puerta normalita, de las de restaurante de toda la vida, se esconde un local de dos pisos con un marcado carácter. Las vigas de madera antigua al aire, la cuidada bodega y el olor de las brasas hacen de este restaurante una experiencia gastronómica de primer nivel, que le ha llevado a obtener recientemente un Solete de la Guía Repsol en la categoría de restaurantes de barrio.

 

Furancho Brasa Clandestina es, sobre todo, un asador de carne. En su menú del día diario siempre hay una carne a la brasa. Piezas muy bien seleccionadas y preparadas, con el toque perfecto a la parrilla. La carta también incluye otras preparaciones a la brasa, como costilla braseada, secreto de cerdo o pulpo a la parrilla; así como otros platos tradicionales como la tortilla estilo Betanzos, ensaladilla, croquetas o pastel de centollo. Los fines de semana sirven además unos callos que cuentan con numerosos adeptos.

 

 

Así explica el proyecto su propietario, Álex Lista: "Abrimos en 2019, con la perspectiva de ser un local de barrio tranquilo donde poder comer bien y a buen precio. Poco a poco y por demanda de los clientes, empezamos a introducir carnes de más calidad y piezas más grandes. A día de hoy trabajamos con 8 razas distintas de vacas, siempre mínimo de 5 autóctonas y criadas en Galicia y el resto de España", cuenta. En cuanto al premio de la Guía Repsol, reconoce que les pilló por sorpresa: "Me llamó un amigo y cliente para avisarme y pensé que era una broma. Pero resulta que era verdad. Y sí que se notó mucho en reservas: desde que nos dieron el solete Repsol, hace un mes, estamos llenando servicios todos los fines de semana y mucha más afluencia de gente durante la semana", cuenta Lista. 

 

Las vigas de madera antigua, la cuidada bodega y el olor de las brasas hacen de este restaurante una experiencia gastronómica de primer nivel, que le ha llevado a obtener un Solete de la Guía Repsol

 

Una de las claves del éxito, según su propietario, son los proveedores: "Esto es una cadena de cercanía donde intentamos trabajar con proveedores de la zona para alimentar la economía local. Nuestros principales proveedores son Meat Boutique y Carnicería Ana de Sigrás. Siempre trabajamos con gente que nos apoya y nos hace crecer, e intentamos lo mismo para ellos. Somos como una gran familia", asegura. 

 

Capítulo aparte merece su bodega, con más de 200 referencias muy cuidadas, entre nacionales e internacionales. Y sus postres, todos caseros, que ponen la guinda perfecta a una comida buena, sabrosa y barata.

Furancho Brasa Clandestina, carne buena y barata con Solete de Repsol

Te puede interesar