Feira das Marabillas: un viaje gastronómico al medievo

La Feira das Marabillas ha regresado a las calles de la Ciudad Vieja

La Feira das Marabillas ha vuelto a engalanar las calles de la Ciudad Vieja. Hasta el lunes, 25 de julio, más de 200 puestos de  comida y artesanía trasladarán a los coruñeses a un tiempo pretérito: el medievo.

 

Pasacalles Feira das Marabillas
Uno de los pasacalles de la Feira das Marabillas

 

Como gran novedad, los puestos de restauración y artesanía no solo se concentran en la Plaza de Azcárraga, sino que se reparten por más calles con el fin reducir el impacto en la vida diaria de los vecinos de este barrio.

 

¿Qué se puede comer en la Feira Medieval?

 

En la Feira das Marabillas existe una variada oferta culinaria, adaptada a todos los gustos. Al adentrarse en la Ciudad Vieja se encuentran dos grandes puestos en los que se pueden degustar paellas artesanas, calamares, chorizos, chuletillas, jamón asado o cochinillo, entre otros productos.

 

Puesto de Carne
El asador de uno de los puestos de carne

 

 

A la amplia propuesta gastronómica se suman puestos ya clásicos de la Feira Medieval herculina. El kebab artesano es uno de ellos. Este plato, de origen turco-alemán, tiene un precio que oscila  entre los seis y siete euros.

 

Puesto de Kebabs Artesanos
Comensales disfrutando de un rico kebab artesano

 

 

Otros de los establecimientos con más demanda son aquellos que venden gofres y crepes, tanto dulces como salados. Por un precio de entre cinco y seis euros podrás darte el capricho.

 

Puesto de Crepes
El puesto de gofres y crepes de la Feira das Marabillas

 

En está edición, tampoco falta el clásico puesto de bollos preñados, que se venden a un precio de cuatro euros. Pero si lo prefieres, también tienes la opción de tomar una tosta de cabrales por tres euros. 

 

Puesto de Bollos Prenu0303ados
Una imagen de los apetitosos bollos preñados

 

Tampoco es fácil resistirse al olor de las patatas artesanales crujientes, que rondan los cuatro euros.

 

Puesto de Patatas
Un trabajador prepara las deliciosas patatas artesanales crujientes

 

Además, se te hará la boca agua con las apetitosas empanadillas argentinas y las croquetas de bacalao, chorizo, jamón ibérico o boletus. Una ración de cinco empanadillas cuesta doce euros y la de croquetas ocho, aunque si buscas algo más económico este puesto permite probar ambos productos, acompañados de una bebida, por un precio de diez euros.

 

Puesto de Empanadillas
Vista del stand que vende empanadillas argentinas y croquetas

 

Los amantes de la comida italiana podrán saborear las deliciosas pizzas artesanales, hechas al horno de leña, por un precio de entre cinco y seis euros.

 

Puesto de Pizza
El horno de las pizzas artesanales

 

Si después de pasear por todos estos stands aún te queda hueco para un postre, no deberías dejar pasar la oportunidad de visitar la pequeña churrería, en la que podrás elegir entre los churros tradicionales o los de chocolate. 

 

Puesto de Churros
El pequeño puesto de churros de la Feira Medieval

 

Para regar la comida, en la Feira das Marabillas también tienes varias alternativas. Si te gusta lo clásico puedes encontrar cerveza, vino, sangría o sidra, pero si eres de paladar un poco más intrépido no dejes de probar las cervezas de hidromiel, la cebada con cannabis o la cerveza pirata.

 

Cervezas de Hidromiel
El puesto de cervezas de hidromiel ubicado en la Plaza de las Bárbaras

 

Como broche a una divertida jornada en la Feira Medieval podrás relajarte tomando un mojito en las Bárbaras o un té moruno con pastas en la atractiva jaima instalada bajo la arboleda de la Plaza de Arcárraga.

 

Teteriu0301a
Vista general de la jaima localizada en la Plaza de Azcárraga

Feira das Marabillas: un viaje gastronómico al medievo

Te puede interesar