Cinco días de fantasía medieval en las calles de la Ciudad Vieja y María Pita

Los espectáculos ambientan el mercado | Quintana

La Feira das Marabillas convierte la ciudad en un escenario de fantasía. Paseando por la Ciudad Vieja y María Pita se percibe la alegría por la vuelta de una feria que se ha hecho de rogar, tras dos años de parón obligado por la pandemia.
 

Turistas y vecinos de la ciudad disfrutan desde ayer de las actuaciones, la gastronomía y los olores que inundan las calles. Muchos visitantes que pasan estos días en la ciudad se han llevado una grata sorpresa al encontrarse con la feria.
 

Susana y Ramiro, de Valladolid, se encuentran visitando la comunidad con motivo del Día de Galicia. Ayer, entre foto y foto con los personajes que se encontraban a su paso, destacaron que la feria que está “muy bien ambientada y muy animada”. Entre el público de las actuaciones en María Pita estaban también Milka y su marido Milton, que proceden de Uruguay, disfrutan de un viaje por España y encuentran la feria “de lo más original”.

 

 

La fantasía inundó Azcárraga

La inauguración oficial de la Feira das Marabillas tuvo lugar ayer en una plaza de Azcárraga llena de visitantes de todas las edades que disfrutaron con los espectáculos de distintos grupos de música. La presentación corrió a cargo de la compañía ‘La troupete del Luisete’, que hizo bailar a los asistentes, incluida la alcaldesa Inés Rey, que destacó la alegría que supone la vuelta de una celebración que sirve como pistoletazo de salida a las fiestas de María Pita. Otros miembros de la corporación que acudieron al acto de inauguración fueron Yoya Neira, Jesús Celemín y María García.
 

El mercado constituye también un punto de encuentro de diferentes culturas, con puestos procedentes de toda España. Algunos de ellos se estrenan este año en la feria con toda la ilusión,  y otros, ya veteranos, llevan más de diez años participando y son viejos conocidos para los coruñeses. Es el caso del puesto de ambientadores ubicado entre María Pita y la avenida de los Ángeles, cuyos aromas impregnan el entorno. Los clientes son atendidos por Elisa García, que explica que el puesto, de origen madrileño, participa desde hace ya 16 años. Cuenta con ambientadores para armarios, coche u hogar, elaborados con aromas naturales. Dispone además de originales quemadores.
 

Muy cerca, entre las calles de la Ciudad Vieja, se ubica María Eugenia con su puesto Muérdago, que desde Oviedo participa por primera vez con joyas elaboradas en plata en diferentes presentaciones, como pendientes, anillos y collares.
 

Espacio para la originalidad

En la plaza de Azcárraga se ubican la mayoría de puestos gastronómicos, con espacio para que los viandantes se sienten a tomar algo para recargar fuerzas en estos días de calor. El puesto de María Ruiz llega desde Valencia y ofrece cerveza artesana y hasta siete tipos de hidromiel. Además, vende jarras ambientadas para la ocasión.
 

En María Pita encontramos los productos de Toba cerámica y  artesanía de autor. El puesto es  regentado por Luis, procedente de Aranjuez,   que elabora colgantes muy originales, ya que están basados en los rosetones de las diferentes catedrales de España. Uno de ellos está inspirado en la Colegiata y otro en la catedral de Santiago. Están disponibles en varios colores, y para los amantes del zodíaco, vende también collares de cerámica para cada signo.
 

Adolfo Pérez, presidente de la Asociación de Comerciantes de la Ciudad Vieja, ha recordado la importancia de la feria para la dinamización del comercio, la hostelería y el turismo. Una actividad que se refuerza con actividades de ocio. Hoy continúa la programación de eventos. Destaca el espectáculo circense 'Elsa Karya y duende Feldry', en María Pita a las 12.30 horas y a las 18.15 horas. 
 

El árbol cuentacuentos 'Ashdrok' hará disfrutar a los pequeños a las 13.30 horas y a las 19.00 horas. Habrá espectáculos de títeres a las 19.30 horas y a las 20.00 horas. En la Colegiata, a las 19.15 horas, tendrá lugar otro show de circo, bajo el título de 'O aro máxico'. La magia está asegurada.

Cinco días de fantasía medieval en las calles de la Ciudad Vieja y María Pita

Te puede interesar