La guerra en Ucrania dispara la inflación al 9,8 %, la más alta en casi 40 años

Varias personas compran en un mercado/EFE/David Arquimbau Sintes

La invasión de Ucrania por parte del ejército ruso y su impacto en los precios de la energía han disparado la inflación en marzo hasta el 9,8 % respecto al mismo mes del año anterior, 2,2 puntos por encima de la tasa registrada en febrero (7,6 %) y la más alta desde el año 1985.


El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha reconocido durante su comparecencia en el Congreso de los Diputados que es "un mal dato" que afecta a la economía y a la sociedad española, y ha añadido que "en un 73 %" es atribuible al impacto de la guerra.


Sánchez se ha mostrado convencido de que el plan nacional de respuesta a la guerra, aprobado este martes en el Consejo de Ministros por decreto ley, va a permitir "doblegar la curva (de la inflación) y estabilizar el coste de la vida".


Los datos adelantados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE) reflejan que este significativo aumento de la inflación se debe a las subidas generalizadas en la mayoría de sus componentes, sobre todo de la electricidad, los carburantes y combustibles, y los alimentos y bebidas no alcohólicas.


La inflación subyacente, que no incluye ni alimentos frescos ni energía, registró un repunte de cuatro décimas en marzo, hasta colocarse en el 3,4 %, la más alta desde septiembre de 2008.


La inflación suma 13 meses al alza, desde marzo de 2021, una senda solo interrumpida en enero, cuando se moderó 4 décimas (al 6,1 % interanual).


Respecto al mes anterior, los precios registraron en marzo una subida del 3 %, la mayor en más de 44 años, desde agosto de 1977.


El IPC armonizado (IPCA, que permite hacer comparaciones con otros países europeos) se situó también en el 9,8 % interanual, igual que la tasa general, pero subió un 3,9 % mensual, 9 décimas más que la tasa general.


Precio de la energía

Los precios de los combustibles han influido en buena medida en el repunte del IPC en marzo, a la espera de que el INE publique la información detallada de este indicador el próximo 13 de abril.


El precio medio del gasóleo tipo A en las gasolineras españolas se situaba el martes en 1,849 euros por litro, un 23,59 % por encima del registrado en la última semana de febrero, y el de la gasolina de 95 octanos era de 1,823 euros por litro, un 13,37 % más, según datos registrados en el Geoportal del Ministerio de Transición Ecológica y el Reto Demográfico.


El encarecimiento de las gasolinas ha estado marcado por la cotización al alza del precio del petróleo Brent, que aumentó un 6,52 % en marzo, hasta casi 112 dólares por barril este miércoles, si bien el precio máximo de ese mes llegó a 139,1 dólares durante la sesión del 7 de marzo, y el mínimo, a 96,93 dólares el día 16.


A falta de un día para que acabe marzo, el precio medio de la electricidad de este mes en el mercado mayorista es de 284,77 €/MWh, un 19 % más que el de diciembre, el mes más caro de la historia, y un 42 % más que el del mes pasado, al tiempo que sextuplica el precio medio de marzo de 2021.


Preocupación

Varios expertos consultados por EFE coinciden en que se trata de un dato muy preocupante con consecuencias para las familias, por la pérdida de poder adquisitivo y la erosión del valor de los ahorros, y para las empresas, por la pérdida de competitividad y la reducción de la exportaciones.


El profesor del IEB Javier Santacruz cree que los precios van a seguir "muy altos" y de hecho "todavía no se ha producido el pico del crecimiento", aunque ha llamado la atención sobre la trayectoria de los precios internacionales de las materias primas y especialmente de la energía, ya que "invitan al optimismo".


El experto del IVIE y catedrático de la Universidad de Valencia, José Manuel Pastor, ha subrayado que "es un dato malísimo" y en su opinión no se puede poner como excusa los precios de la energía, porque "en otros países europeos también ha subido y no hay tasas de inflación tan altas como en España".


Funcas, que hoy ha actualizado sus proyecciones macroeconómicas, ha apuntado que el plan de choque del Gobierno puede amortiguar en un punto el aumento del IPC para este año, bajando la media anual al 5,8 %, y evitar llegar a una inflación de doble dígito en los próximos meses. 

La guerra en Ucrania dispara la inflación al 9,8 %, la más alta en casi 40 años

Te puede interesar