Aparece un cadáver flotando entre los veleros atracados en la Dársena deportiva

Agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil velan el cadáver a la espera de la Científica | pedro puig

Alrededor de las diez de la mañana un testigo descubrió un cuerpo flotando entre las embarcaciones atracadas en el pantalán de la Dársena. Las autoridades identificaron al fallecido como J.GG.T., de 59 años, socio durante muchos años del Club Náutico y propietario de uno de los veleros atracados allí.


Pescadores de la zona lo rescataron un gancho y lo acercaron hasta el pantalán, incluso antes de que llegara el Grupo de Rescate Acuático (GRA) de Bomberos y la Guardia Civil. Un primer examen permitió determinar que no había estado mucho tiempo en el agua, quizá una hora. Como estaba flotando, y los ahogados se hunden cuando el agua les llena los pulmones, la hipótesis más plausible es que sufriera un fuerte golpe antes de caer al agua.


Al lugar acudieron efectivos de la Policía Nacional, primero patrulleros, y después, miembros de la Judicial y de la Científica que examinaron tanto el cadáver como el barco donde había pernoctado. Según parece, tenía cuerdas enrolladas alrededor de las piernas, lo que invita a pensar que tropezó con ellas al salir de la cabina y se cayó, golpeándose con la cabeza. Según explicaron miembros del Club Náutico que contemplaban la escena, el fallecido dormía a veces en su barco. “Había tenido una disputa con su pareja”, explicó un testigo. Las labores se prolongaron hasta pasado el mediodía Ya avanzada la mañana, la jueza ordenó el levantamiento del cadáver.


El muerto era un navegante veterano, que había atravesado el Atlántico en ocho ocasiones, sorteando tempestades, de manera que a muchos les parecía increíble que hubiera muerto atracado, en un accidente fortuito. “El otro día me dijo que no quería morir sin haber hecho diez atlánticos. Fue como una premonición”, comentó otro testigo.


En todo caso, la Policía Nacional solicitó al Club Náutico las imágenes de sus cámaras de seguridad para poder averiguar qué ocurrió exactamente. Hay que recordar que no es la primera vez que hay un fallecido en el club. En 2017, el actor Mateo González se ahogó tras salir de la fiesta, por lo que algunos creen que hay que reforzar la seguridad.

Aparece un cadáver flotando entre los veleros atracados en la Dársena deportiva

Te puede interesar