La hostelería local recibe con las terrazas llenas el primer día sin límites de aforo

Terrazas llenas de clientes en la zona de La Marina, ayer al mediodía | pedro puig

La hostelería dijo adiós ayer a las últimas limitaciones que quedaban tras la pandemia. Ya no hay límite de comensales por mesa y, si bien no era una medida que a día de hoy afectase en gran medida a los hosteleros, supone una nueva llamada a la tranquilidad.


El buen tiempo acompañó a esta jornada, por lo que los coruñeses y los turistas que disfrutan de sus vacaciones de Semana Santa en A Coruña no dudaron en llenar las terrazas de las zonas más turísticas. En La Marina era difícil encontrar un sitio libre para tomar algo y el presidente de los hosteleros de la zona, Antón Sáez, celebraba la buena acogida del inicio de esta semana festiva.


“Hoy tenemos mucha gente y por la noche esperamos que sea igual. La Semana Santa creemos que va a ser buena, porque este año parece que no hay mucha tendencia a viajar, pero también hay incertidumbre por la lluvia”, dijo.


Relajación

En cuanto al fin de las limitaciones, calificó este último paso como una “tranquilidad a nivel jurídico. No creo que lo notemos mucho en la actividad ni en la facturación, pero es una relajación no tener que estar detrás de la gente y contando comensales en cumpleaños o reuniones grandes de gente”.


El efecto llamada de ayer de ayer en la hostelería no solo se notó en el centro, ya que en los barrios, como Os Mallos, Cuatro Caminos o la plaza de Vigo, también se vio un repunte de clientes desde primera hora. Parece que el buen tiempo animó a los coruñeses a llenar las terrazas de la ciudad. Por el momento, la única restricción que continúa vigente en el sector es el uso obligatorio de la mascarilla al acceder al interior de los establecimientos. El presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo de Lugo y de Hostelería de Galicia, Cheché Real, saludó esta misma semana el levantamiento de las restricciones que estaban activas y recordó que es fundamental, sobre todo ante la temporada de celebración de bodas y comuniones, porque no es lo mismo, explicó ante los medios, montar mesas corridas que repartir a los asistentes en grupos reducidos.


Sobre la utilización de las mascarillas, sigue siendo prudente, pues pese a reconocer que los trabajadores del gremio están “un poco hartos porque han de portar esa prenda durante todo su horario”, señaló que el virus sigue circulando y hay que tener “cuidado” para no dar marcha atrás, “algo que sería nefasto”.


Otro de los sectores que prevé un aumento de la actividad esta semana es el comercio, sobre todo en las zonas más turísticas. El tesorero de la Federación Unión Comercial Coruñesa (FUCC), Abel Caballero, asegura que “estamos con mucha ilusión, con ganas de turismo y ganas de ver llenas las calles. Lógicamente, las zonas más turísticas serán las que se vean beneficiadas, una época en la que las áreas periféricas tendrán un bajón grande en venta, ya que la gente suele marcharse de los barrios”.

La hostelería local recibe con las terrazas llenas el primer día sin límites de aforo

Te puede interesar