La hostelería confía en las fiestas y conciertos para generar beneficios

Una terraza llena de gente en la zona de La Marina en la tarde de ayer | patricia g. fraga

La Feria Medieval, las fiestas de María Pita, el Noroeste Estrella Galicia y el Morriña Fest son algunos de los eventos que despiertan mayor ilusión entre la hostelería local, que confía en que todos ellos sirvan como motores para generar un importante retorno económico para el sector.
 

“El cartel de fiestas es muy bueno este año y creemos que va a ser un polo de atracción muy potente”, asegura el presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de A Coruña, Héctor Cañete. Este fin de semana se celebrará el primero de estos grandes eventos, el Morriña Fest, y la semana que viene la Feria Medieval. “Todo esto está generando muchísima expectación y creemos que va a hacer que todos los sectores tengan muchos beneficios. Desde el ocio nocturno, hasta los hoteles, que están llenos, y los restaurantes”, considera.
 

Para hacer frente al aluvión de clientes que llegarán a los establecimientos, el presidente de los hosteleros coruñeses anuncia que se está llevando a cabo un refuerzo de personal para todas estas citas, comenzando este mismo fin de semana. “Las previsiones son muy buenas y creemos que agosto será incluso mejor”, prevé Cañete.
 

Los turistas nacionales jugarán un papel primordial en los resultados económicos del verano, por lo que el sector espera que el precio del combustible no eche para atrás a la gente a la hora de coger el coche y viajar. “Estamos percibiendo que la gente tiene ganas de gastar, ya que hay mucho consumo en los establecimientos. Eso sí, en los coruñeses no es algo excesivo, pero los turistas se animan mucho a gastar”.

 

La Marina

El presidente de los hosteleros de La Marina, Antón Sáez, destaca los buenos resultados que se están cosechando en la zona en las horas de las comidas y las cenas. Achaca también esto a la llegada de visitantes a la ciudad, ya que por las tardes las terrazas están llenas. Esta zona gozará de gran ambiente la próxima semana con la Feria Medieval, así como con la celebración de los conciertos en María Pita, a partir del 1 de agosto. No ocurrió lo mismo, sin embargo, esta pasada semana con el Atlantic Pride. “Se dio el efecto contrario. Al estar en Méndez Núñez, las primeras copas se trasladaron allí y La Marina se quedó vacía. Pasa lo mismo, por ejemplo, en San Juan”, explica. Los hoteles de la ciudad, por su parte, vivirán un verano similar a lo que estaban acostumbrados antes de la pandemia. Si nada lo impide, el sector prevé una ocupación del 90% en los establecimientos hoteleros en julio y agosto, aunque esta cifra podría aumentar, ya que la tendencia actual es reservar las estancias con poca antelación.
 

El presidente de la Asociación Empresarial Hospedaje de A Coruña (Hospeco) y director del NH Collection Finisterre, Agustín Collazos, afirmó a principios de este mismo mes que las previsiones son “bastante buenas” y el nivel será “similar a 2019”. Pese a que las cancelaciones también se pueden dar en el último momento, ya que “los hábitos han cambiado y se decide todo con poca antelación”, la idea es que los pronósticos positivos “se acaben confirmando”.
 

Sobre los conciertos y los eventos importantes, dijo que “toda circunstancia especial ayuda al sector, como San Juan, el Atlantic Pride o el Morriña Fest”.

La hostelería confía en las fiestas y conciertos para generar beneficios

Te puede interesar