El Gobierno local afronta su cuarto cambio de dirección de área en lo que va de mandato

Junta de Gobierno local | javier alborés

El lunes, la Junta de Gobierno local firmó el cese de Elvira Quintairos, hasta entonces directora del área de Infraestructuras y Movilidad, y su relevo por Antonio Alfeirán, antiguo jefe de la Policía Local y consejero de Movilidad. Era algo previsible, dado que Quintairos era un estrecha colaboradora del anterior concejal de Urbanismo, Infraestructuras y Movilidad, Juan Díaz Villoslada, que dimitió hace un par de semanas alegando que se le hacía el vacío dentro del Gobierno local. Pero, previsible o no, lo cierto es que se trata del cuarto cambio de un director de área en lo que va de mandato, lo que ha dado pie al PP y al BNG para criticar la “descomposición” del Gobierno de Inés Rey.

En abril de 2021, la hasta entonces directora del Teatro Colón, Bettina Kolhaas, se convirtió en la directora de área de Cultura en sustitución de Rómulo Sanjurjo, que presentó su dimisión por “motivos personales” menos de cinco meses después de haber sido nombrado.  Sanjurjo, conocido por ser el fundador de “Los diplomáticos” de Monte Alto, había ocupado ese puesto a raíz de la reestructuración del Gobierno local, cuando Jesús Javier Celemín abandonó la cartera de Cultura para centrarse en Educación (y Memoria Histórica, Innovación, Industria y Empleo). Hasta ese momento no había director de Cultura, pero Rey lo eligió cuando se quedó con esa cartera. 


El cese de Elvira Quintairos, próxima al dimitido edil de Urbanismo, era previsible, señala  el BNG y el PP 



Ya en septiembre de 2020 se había nombrando a María del Carmen Pita, antigua funcionaria del Ayuntamiento de Cambre, nueva directora de área de área de Igualdad, Bienestar Social y Participación; tras la dimisión de su predecesora, María Porto por desavenencias con la concejala, Yoya Neira. Igualmente, el antiguo concejal socialista Jesús Fernández pasó a ocupar la dirección de Medio Ambiente en sustitución de Angelika Lorenzen.



Modus operandi


O cesamento de Quintairos é un episodio máis da crise interna do Goberno local e ten que ver coa remoción dunha persona de confianza de Vlloslada. E o modus operandi do Goberno local”, recordó Francisco Jorquera, portavoz del BNG.

Por su parte, desde el PP, Rosa Gallego considera que el Gobierno local está en descomposición, y una “guerra abierta” que se ha agudizado desde la marcha de Villoslada. 

El Gobierno local afronta su cuarto cambio de dirección de área en lo que va de mandato

Te puede interesar