El pleno aprueba un modificado que permitirá actuaciones como la humanización del Paseo Marítimo

Yoya Neira, Inés Rey, Juan Ignacio Borrego, José Manuel Lage y Jesús Celemín
|

Por si las más de ocho horas de pleno del pasado jueves parecieran pocas, la corporación se volvió a reunir ayer en convocatoria extraordinaria para dar el visto bueno, entre otras cosas, a un modificado que permitirá impulsar varios proyectos incluidos en el programa Eidus, como la humanización del Paseo Marítimo.


El Ayuntamiento ya había puesto sobre la mesa su intención de remodelar el Paseo, empezando por el dique de abrigo hasta Adormideras, donde se reducirán los carriles del tráfico rodado para ampliar espacios peatonales, ciclistas y crear espacios verdes y de esparcimiento.


El portavoz del Gobierno municipal, José Manuel Lage, explicaba que, con este modificativo (sacado adelante con los votos favorables de PSOE y Marea Atlántica, la abstención del BNG y la concejala no adscrita y los votos en contra del PP), se impulsarán proyectos Eidus por valor de más de seis millones de euros, de los cuales 2,1 serán para las actuaciones en el Paseo Marítimo.


Dicho modificativo nace de un acuerdo con el grupo municipal de la Marea Atlántica, y permitirá también la reforma del centro cívico de O Birloque, la puesta en macha de más huertos urbanos, dotar de más equipos y servicios al parque de Bomberos o las ayudas de rehabilitación para las denominadas Casas de Franco y las viviendas del grupo María Pita, debatidas también el jueves, por valor de 1,3 millones de euros.


El destino de las inversiones no fue discutido por ninguna de las formaciones, pero sí las formas, tal y como apuntaba la concejala no adscrita, Isabel Faraldo, o el portavoz del BNG, Francisco Jorquera, que contaba el número de modificativos que se llevan aprobados: “Onte (el jueves) cifraba en nove os modificativos”, durante el debate de la transferencia de crédito al IMCE, un día después “votamos outro, e xa van dez”.


La portavoz del PP, Rosa Gallego, iba más allá y volvía a recordar la falta de presupuestos para el 2022, lo que obligará a comenzar el año con los de 2020. Tildaba estas actuaciones de “improvisación”, antes de votar en contra de la moción, que salió adelante, de todos modos.


Medio ambiente

El segundo y último asunto de la jornada extraordinaria del salón de plenos municipal era el debate acerca de una gobernanza responsable en materia energética, que también se aprobó, con votos a favor de toda las formaciones, a excepción del voto negativo del PP.


La moción hablaba de la intención del Ejecutivo municipal de que la ciudad consuma energía de fuentes 100% renovables. Entre otros aspectos, se debatió acerca del nuevo acuerdo entre PSOE y Marea para crear un operador energético municipal, cuya comisión de estudio se incluía en el asunto del pleno de ayer y en la que habrá representantes de todas las formaciones.


No obstante, como es habitual, las críticas no se hicieron esperar. Jorquera recordaba que lo “único tanxible” de la moción era esa comisión, mientras que Gallego aseguraba que el resultado será “un chiringuito”, que no tendrá recorrido, “tienen que hablar con Madrid para bajar el precio de la luz”, afirmaba la portavoz popular, que recordaba que este aspecto no es competencia municipal. “Es una cortina de humo para no hablar de seguridad”, zanjaba.

El pleno aprueba un modificado que permitirá actuaciones como la humanización del Paseo Marítimo