La alerta amarilla por viento deja varios incidentes por la caída de objetos a la calle

|

Durante la jornada de ayer se produjeron varios incidentes relacionados con el fuerte viento. Se había decretado alerta amarilla durante la mayor parte de la jornada, pero la situación no comenzó a empeorar hasta la mitad de la mañana, cuando comenzaron a llegar al parque de Bomberos llamadas que indicaban que habían caído objetos al a vía pública.


A partir de las doce del mediodía comenzaron las intervenciones en la calle Montes, que bordea el parque de Oza. Una ráfaga había desplazado la valla que limita un solar, invadiendo parte de la vía. La actuación de los Bomberos consistió en retirar tanto la valla como la vegetación. No fue necesario desplazar a un camión de bomberos, bastó con enviar un furgón de útiles con su correspondiente dotación.


Poco antes de la una menos cuarto, se dio otro aviso de caída de objetos a la vía pública. En este caso, una farola en Penamoa. Cuando llegaron los Bomberos, la luminaria ya se había desprendido de su báculo, de manera que estos no llegaron a actuar.


Algo parecido ocurrió en el centro de la ciudad, en la avenida de Rubine, cuando se desprendió un letrero que cayó sobre la acera. Afortunadamente, no dañó a ningún transeúnte, pero sí afectó a varios coches estacionados en al calle. La acera quedó sembrada de cristales y la Policía Local acudió al lugar de los hechos para precintar ese tramo pero, como en el caso anterior, Bomberos no llegó a actuar.


Por lo demás, el mal tiempo continuará en los próximos días. Hoy se espera que las lluvias acompañen a los vientos, que han llegado a superar los 50 kilómetros por hora. 

La alerta amarilla por viento deja varios incidentes por la caída de objetos a la calle